“Porque la única tasa segura para conducir es 0,0 g / l”, nueva campaña de Tráfico

Durante el pasado año 4.104 personas perdieron la vida en accidentes de circulación y otras 21.000 sufrieron heridas graves. En un gran porcentaje de esos accidentes el consumo de alcohol pudo ser el factor desencadenante, por ello durante el periodo de tiempo comprendido desde este lunes día 4, hasta el 17 de junio, la Dirección General de Tráfico en España y TISPOL, la Red Europea de Policías de Tráfico, a nivel europeo, llevan a cabo una campaña especial de intensificación de pruebas de alcoholemia con el eslogan : “Porque la única tasa segura para conducir es 0,0 g / l“ Elige tu razón y no bebas”.

 

El mes de junio, con el inicio del buen tiempo, es un periodo de tiempo en el que se realizan multitud de viajes por carretera, sobre todo durante los fines de semana. En dicho mes del pasado año 265 personas perdieron la vida en accidentes de carretera y más de 1.000 resultaron heridas.

 

Los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil aumentarán los controles sobre dicho factor de riesgo, con el establecimiento de más de 800 puntos de control con el objetivo de realizar 15.000 pruebas diarias de alcoholemia a conductores que circulen por las carreteras, con un total aproximado previsto de al menos 200.000 en dicho periodo.

 

Se ha cursado invitación a los Ayuntamientos con más de 25.000 habitantes para que se sumen a la campaña, con el establecimiento de controles en sus respectivos municipios, así como a las Comunidades Autónomas de Cataluña y País Vasco, que tienen transferidas las competencias en materia de tráfico.

 

Las pruebas no solo se realizarán en horario nocturno, si no también en horas del medio día, para que los controles resulten también disuasorios de ingestión de bebidas alcohólicas durante las comidas.

 

La ingestión de alcohol produce numerosas alteraciones orgánicas y psicológicas que pueden entrañar un grave riesgo durante la conducción de vehículos. Está demostrada la relación entre consumo de alcohol, incluso a bajas concentraciones etílicas, y la reducción de la capacidad de conducción que se refleja en el deterioro de la atención, de las funciones visual y auditiva, perturbaciones en el campo perceptivo, cansancio, somnolencia o fatiga muscular y los accidentes de circulación.

 

En esta ocasión la campaña de concienciación, se completa con dos acciones cuyo objetivo es por un lado que los conductores pueden "mirar frente a frente" las consecuencias de las conductas imprudentes, y por otro que el recuerdo de los mensajes esté presente en uno de los momentos de mayor riesgos para la accidentalidad derivada de la ingestión de alcohol en la conducción, las fiestas patronales.

 

En el primer caso se realizará una acción con la colaboración de la Asociación de Lesionados Medulares (ASPAYM). Voluntarios de esta Asociación, estarán presentes  en 20 provincias durante los fines de semana en algunos controles de alcoholemia, para llevar a cabo una acción "especialmente directa" de concienciación entre aquellos conductores que den un resultado positivo en las pruebas. El lema de su campaña es "No corras, no bebas...no cambies de ruedas". Estos voluntarios son víctimas directas o indirectas de los accidentes de tráfico y muchos de ellos del alcohol y la conducción.

La segunda de las acciones, es la creación de una pieza divulgativa especial que se pone a disposición de los Ayuntamientos y que podrán incluir en los programas y carteles de sus respectivas Fiestas Patronales, con el mensaje "Porque si te pasas se acabó la fiesta". La  celebración de estos acontecimientos locales tiene lugar durante los meses estivales y en muchas ocasiones la accidentalidad y sus dramáticas consecuencias está ligada al consumo de alcohol en los desplazamientos entre localidades cercanas.

 

Además se ha editado el folleto divulgativo “Ahórrate un mal trago. Al volante, ni una sola gota de alcohol” que será distribuido entre los conductores.

 

Durante el año 2006, el número de controles realizados por los agentes de la Guardia Civil de Tráfico se incrementó en más de medio millón respecto de 2005, llegándose a la cifra de 3.860.626, en los que se detectaron 94.753 positivos, lo que representa que el 2,47 de conductores fueron denunciados por exceder las tasas máximas permitidas. Estos datos significan la reducción a la mitad en el número de positivos detectados en los últimos seis años.

Comentarios