Las donaciones de sangre han aumentado un 20% en Aragón en los últimos siete meses

Donantes de Sangre

El Banco de Sangre y Tejidos de Aragón ha cumplido sus primeros siete meses de vida con unos resultados en obtención de recursos sanguíneos que superan los registrados en el mismo periodo del año anterior y que colocan a la Comunidad Autónoma camino de la autosuficiencia en este ámbito, uno de los objetivos prioritarios que se marcó este centro en su apertura. A pesar de ello, “no hay que bajar la guardia y sigue siendo necesario animar a la participación de los ciudadanos en la donación, pues la demanda de recursos sanguíneos continúa creciendo y también es necesaria durante el verano”, ha explicado el gerente del Banco de Sangre, Luis Callén.

 

Entre octubre de 2006 (comenzó a funcionar a finales de septiembre) y abril de 2007 se contabilizaron 23.997 unidades extraídas, lo que supone un incremento del 20,46% con respecto al mismo periodo del año anterior. También la demanda ha crecido en este tiempo. En los siete primeros meses de actividad se han transfundido 20.261 unidades de hematíes (1.486 más), 3.331 de plasma (738 más), 925 de plaquetas pool (192 más) y 268 de plaquetas aféresis (aquí ha habido una disminución de 40 unidades). Además, el Banco de Sangre y Tejidos ha satisfecho, por primera vez, las necesidades de suministro sanguíneo a los centros privados de Aragón, con más de 2.000 unidades, y se ha reducido en más de la mitad el porcentaje de caducidades.

 

Para que el aprovechamiento de los recursos sanguíneos continúe mejorando se van a poner en marcha diferentes planes de formación, dirigidos tanto a estudiantes como a profesionales que trabajan con este recurso. De esta forma, los residentes de Hematología y Hemoterapia del Hospital Universitario Miguel Servet y del Clínico Universitario Lozano Blesa van a comenzar a hacer rotaciones en el Banco de Sangre y Tejidos para complementar su formación.

 

Además, está previsto que el próximo curso comiencen a hacer prácticas en el centro estudiantes de la Escuela de Enfermería de la Universidad de Zaragoza y también futuros técnicos especialistas de Laboratorio Clínico (TEL). Por último, se llevarán a cabo cursos de formación continuada en Enfermería y se elaborará material divulgativo y formativo para el personal no sanitario.

 

A lo largo de estos meses, el Banco de Sangre y Tejidos ha ido aumentando su cartera de servicios con el fenotipado extensivo de donantes, el suministro de unidades fenotipadas para pacientes sensibilizados, la conversión en laboratorio de referencia para todo Aragón en inmunohematología, la incorporación de las técnicas de inmunohematología plaquetaria y de autotransfusión predepósito para pacientes provenientes de cualquier centro, la elaboración de alícuotas pediátricas de todos los componentes y la producción de unidades de Hematíes lavados.

Comentarios