Cumpleaños "gigantesco" en Barbastro

El patronato municipal de fiestas tiene previsto celebrar el 250 aniversario de los gigantes de Barbastro en las próximas fiestas de San Ramón. Para conmemorar esta festividad el día 21 está prevista en la plaza de toros una fiesta en la que se repartirá chocolate y se exhibirán los gigantes de la ciudad acompañados por los inseparables cabezudos. La historia de los gigantes de Barbastro se remonta al año 1757 cuando por primera vez desfilaron las figuras de los Reyes Católicos, y Petronila y Berenguer IV.

Este será uno de los atractivos de las fiestas menores de la ciudad de Barbastro junto con las tradicionales hogueras y procesión que marcan la tradición de estas fiestas que se celebran en honor a San Ramón. El año pasado el regreso del dragón “Belaín” fue el protagonista de las fiestas de San Ramón.

La entidad barbastrense Peña Ferranca, con motivo del cincuenta aniversario de su fundación, organizaba un “Encuentro de Gigantes” que reunió en Barbastro a los gigantes y comparsas más importantes de Aragón. Los gigantes de la peña, “Ferranco” y “Ferranca” compartieron esta jornada con sus gigantescos amigos de las distintas ciudades de la Comunidad Autónoma. El barrio de san Fermín dispone también dispone de los gigantes “Fermín” y “Fermina”, con lo cual se ratifica la tradición de los gigantes en Barbastro.

En el programa de actos de San Ramón destaca la “Quema de Hogueras”, se trata de uno de los actos más tradicionales de estas fiestas en el que no faltará la música, el jolgorio y la longaniza asada. El presidente del patronato municipal de fiestas en funciones, Santiago Lisa, señala que en los últimos años los barrios y otras zonas de Barbastro han revitalizado esta tradición ya que hace algún tiempo la realización de las hogueras había pasado por momentos de dificultad.

Las fiestas de San Ramón tienen un profundo arraigo en las hogueras que se queman anualmente la noche del 20 al 21 de junio, en distintos puntos de la población, incluidas las inmediaciones de la ermita, donde la cofradía titular se encarga de que no falte cada año el fuego, que se divisa desde toda la ciudad. Este rito de las hogueras, tal vez tenga su origen en las fiestas que con motivo de la reconstrucción de la ermita, el 8 de octubre de 1728, se celebraron en la ciudad y proximidades de la ermita, y en las que se encendieron varias hogueras.El alcalde de Barbastro en funciones, Antonio Cosculluela, hace hincapié en la importancia que tiene la implicación de los diferentes barrios de la ciudad. Evento en el que participan tanto los jóvenes como los adultos y que, de alguna forma, el esfuerzo realizado por los jóvenes durante las últimas semanas, se ve recompensado con el premio este año a la hoguera mejor estructurada.

 

La fiesta de San Ramón se celebra el 21 de junio, porque ese mismo día del año 1126 murió en Huesca el santo obispo. La ciudad le tiene como patrono desde el año 1595, y desde 1842 está declarado patrono de toda la diócesis barbastrense, por el Papa Gregorio XVI. Antonio Cosculluela agradece la colaboración de todas las entidades culturales y deportivas que colaboran en el programa de actos de las fiestas de San Ramón puesto que sin su ayuda no sería posible desarrollar estas entrañables fiestas,

El obispo de la Diócesis de Barbastro-Monzón, Alfonso Milián, destaca de la historia del santo que “descendía de una familia de cierto abolengo, con gran educación y cultura y que en un principio se dedica a la vida militar, pero pronto siente una inclinación por la vida religiosa”.

San Ramón vivió durante el siglo XI, en un momento en el que la situación religiosa en Aragón no estaba clara debido a la gran cantidad de disputas existentes, pero tras la muerte de Poncio, primer Obispo de Barbastro, los canónigos de Roda le escogieron para sucederle.

Comentarios