Izquierda Unida denuncia el doble lenguaje del gobierno sobre la línea Zaragoza-Canfranc-Pau

Izquierda Unida de Aragón denuncia que el Gobierno central “no está dispuesto a realizar la completa remodelación de la línea férrea Zaragoza-Canfranc-Pau. El Gobierno central ha contestado, mediante respuesta escrita, a una información solicitada por la Diputada de IU en el Congreso, Isaura Navarro, relativa al estudio de viabilidad de una variante de la línea ferroviaria Zaragoza-Huesca-Jaca por Sierra Caballera y sus repercusiones en la reapertura de la línea Zaragoza-Canfranc-Pau. El Ejecutivo niega en su escrito que la remodelación de este trazado de la línea Huesca-Canfranc supondría mejoras significativas en los tiempos de viaje y, por tanto, incremento de viajeros”.

“Todo ello para justificar un nuevo planteamiento que supone que el trazado de la vía debe ser compatible con la Travesía Central de los Pirineos, una infraestructura que puede ser realidad dentro de 20 años”, indica Adolfo Barrena, diputado electo de IU en las Cortes de Aragón.

 

Según Izquierda Unida, el Gobierno español “deja clara su apuesta por un proyecto que no es más que un vago compromiso por realizar dentro de dos décadas y cierra la posiblidad de que la Hoya de Huesca y el Alto Gállego tengan un ferrocarril moderno y efectivo, y justifica la pasividad del Gobierno francés”.

 

Se da la circunstancia de que el presupuesto para la modernización de la línea Huesca-Canfranc está dotado inicialmente de 86,6 millones de euros. A esta cantidad habría que añadir el coste del nuevo trazado entre Huesca y Caldeareas. Ante esta situación, Adolfo Barrena denuncia que “estas inversiones no sirven de nada si la línea no se renueva en todo su trazado y de la respuesta del Gobierno se desprende que el Ministerio de Fomento no apuesta por la reapertuta de esta conexión ferroviaria transfronteriza”.

 

Izquierda Unida pide “rigor y coherencia” con este importante tema. “No sería de extrañar que, conocido el poco interés demostrado por el Gobierno francés y visto el nulo compromiso del Gobierno español con la reapertura del Canfranc, la Comisión Europea se incline por ejes de comunicación que son apoyados por ambos gobiernos”, añade.

 

Cabe recordar que el Grupo Parlamentario de Izquierda Unida en las Cortes de Aragón todavía no ha recibido la respuesta escrita del Ejecutivo autónomo relativa varias preguntas realizadas al consejero de Obras Obras Públicas, Urbanismo y Transportes del Gobierno de Aragón, Javier Velasco, sobre las repercusiones de la variante férrea que se proyecta por Sierra Caballera en la reapertura de la línea Zaragoza-Canfranc-Pau.

“Consideramos necesario y urgente, concluye Barrena, un posicionamiento nítido y claro a favor de la reapertura del Canfranc, y a favor de la necesaria presión ante el Gobierno francés y la Comisión Europea. Ese compromiso y esa implicación decidida es la que debe mostrar el Gobierno aragonés”. Independientemente de ello, “el Gobierno debe trabajar por que sean realidad, cuanto antes, los pasos pirenaicos”.

Comentarios