El 15 de junio arrancan los encuentros gastronómicos con un 40 % más de participantes

"Huesca a la mesa, ante la Expo 2008 "es el lema elegido para la segunda edición de los Encuentros Gastronómicos Provinciales que del 15 de junio al 30 de julio se van a celebrar en 28 restaurantes de la provincia, repartidos además, por las diez comarcas del Alto Aragón. Cocina autóctona, de creación, sencilla y de vanguardia en la que la selección de productos autóctonos como pueden ser los quesos, los arroces o el ternasco de Aragón son el denominador común

Con un aumento del 40% en el número de participantes, el 15 de junio arranca la segunda edición de Encuentros Gastronómicos Provinciales. En total son 28 restaurantes de la provincia, provenientes de diez comarcas del Alto Aragón, los que participarán en este encuentro.

Ante la inigualable ocasión que se presenta con la Exposición Internacional de Zaragoza para el turismo, este encuentro persigue dar a conocer otros productos turísticos que ofrece la provincia oscense a través de la gastronomía. Para ellos se han distribuido 100.000 folletos informativos por toda la provincia y fuera de ella. Así, se han colocado en las salas vips del AVE de la línea Huesca-Madrid.

Los 28 restaurantes participantes han elaborado un menú formado por cuatro platos y un postre. Los únicos requisitos para confeccionarlo han sido que el producto autóctono sea el ingrediente básico de dos de los platos del menú y complementario en los otros dos. Y que el postre sea artesanal. Así se podrán degustar por ejemplo, una ensalada de queso de cabra con confitura de pétalos de violetas gratinadas con vinagreta de miel, una terrina de migas con muselina de oca gratinada con queso suave de cabra, un rulo de paletilla de ternasco con ciruelas y pasas al pedro Ximénez con timbal de patatas y piñones asados o bacalao fresco con salsa de pimientos verdes. Y de postre, melocotón de Calanda en sopa de vainilla con sábada de caramelo o un souflé de chocolate con trompetillas negras y espuma de Radiquero y jarabe de fruta de la pasión. Todos los platos van acompañados de un buen vino del Somontano.

Para probar una de estas exquisiteces gastronómicas, tan sólo hay que pedir el menú de degustación que cada restaurante ha confeccionado teniendo en cuenta sus especialidades culinarias. El precio puede variar de los 32 euros del menú más barato, hasta los 55 euros del más caro.

Comentarios