Los sindicatos no descartan llamar a la huelga si no fructifican las negociaciones con la dirección de Ercros

Ercros

Este martes se han convocado Asambleas con los trabajadores de Ercros Monzón, a quienes el Comité de Empresa y los responsables sindicales de la firma de UGT y CCOO, Ángel Clúa y José Parra respectivamente, han dado a conocer las acciones a realizar para evitar la aplicación del Plan de Mejora de la Eficiencia de Ercros. Esta semana llegan las primeras concentraciones en los 18 centros de trabajo del grupo, movilizaciones que finalizarán en Barcelona el 29 de junio. Antes de esa fecha, está previsto convocar la mesa de negociación. Si no se llega a acuerdos, el paso siguiente sería llamar a la huelga, como reconoce Ángel Clúa, de UGT.

El portavoz de UGT, ha explicado que las concentraciones son las primeras medidas de fuerza, pese a las que la empresa se mantiene firme en su postura de aplicar el Plan de Mejora de la Eficiencia (PME). Los sindicatos han reincidido en que no aceptan un expediente que suponga el cierre en Monzón.

Los sindicatos planteaban en su comunicado conjunto, que la empresa debe presentar el plan de acompañamiento social que contemple de forma clara las medidas laborales que comporta el Plan de Mejora de Eficiencia y que, en todo caso, éstas no deben ser traumáticas. Así lo ha indicado José Parra, de CCOO, quien insiste que no es necesario el cierre de la planta en Monzón.

El presidente del Comité de Empresa de Ercros Monzón, José Antonio Turmo, ha recordado que este viernes se llevan a cabo las primeras movilizaciones en todos los centros del grupo, en total 18, con casi 2.200 trabajadores. Concentraciones que culminarán en Barcelona el 29 de junio, a las puertas del lugar de celebración de la Junta General de Accionistas.

Hay que recordar que en su comunicado, los sindicatos plantean a la empresa entregar sin mayor dilación la documentación respecto de las causas económicas, técnicas, organizativas y de producción que justifiquen el PME en los términos planteados, y que presenta el plan financiero que avale la posibilidad de aplicación del plan. También piden a la empresa clarificar el futuro industrial del grupo y el futuro de cada uno de sus centros de trabajo. Según los sindicatos, el PME más que despejar el futuro del grupo, siembra más dudas respecto de su viabilidad.

Comentarios