Servicios Sociales empieza a valorar la situación de las personas dependientes para aplicar las nuevas ayudas

Los dependientes empiezan a recibir este jueves en sus casas la visita de responsables del Departamento de Servicios Sociales del Gobierno de Aragón, que deberán estudiar cada caso de forma individualizada. Según su situación, las personas con discapacidad serán clasificadas en tres grados de dependencia, que conllevarán diferentes ayudas al entrar en vigor la nueva Ley de Dependencia. En el Alto Aragón, 560 personas han iniciado estos trámites.

Para iniciar todo este proceso de "valorización" de cada caso, las personas dependientes tienen que solicitar una cita en una nueva oficina que la Dirección Provincial de Servicios Sociales ha abierto en la calle José Antonio Llanas Almudévar, número 4. Después, el Servicio de Valoración y Reconocimiento del grado de dependencia procede a hacer las evaluaciones de cada dependiente.

Un equipo de 22 profesionales (14 en Zaragoza, 4 en Huesca y 4 en Teruel) -que se completará en los próximos días- será el encargado de trasladarse a los domicilios de las 2.500 personas que han solicitado la valoración del grado de dependencia. La previsión del Departamento de Servicios Sociales y Familia es que cada valorador realice cuatro evaluaciones diarias, con una media total al día cercana al centenar de informes. Este equipo de trabajo se completa con tres coordinadores.

El Servicio de Valoración y Reconocimiento del grado de dependencia inició su actividad hace dos semanas, después de publicarse la orden que regula el procedimiento para el reconocimiento de la situación de dependencia, un paso decisivo previo al acceso a servicios y prestaciones establecidos en la Ley de Dependencia. Durante este tiempo, han desarrollado tareas de formación y de clasificación de expediente, labor previa al comienzo de las valoraciones en los domicilios.De acuerdo con la nueva Ley de Dependencia, se considera que existen tres grados de dependencia:

- Grado III o Gran Dependencia: Cuando la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria varias veces al día y, por su pérdida total de autonomía física, mental, intelectual o sensorial, necesita el apoyo indispensable y continuo de otra persona o tiene necesidades de apoyo generalizado para su autonomía personal. Quienes sean valorados en este grado accederán a las prestaciones de dependencia en el año 2007.

- Grado II o Dependencia Severa: Cuando la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas dos o tres veces al día, pero no requiere el apoyo permanente de un cuidador o tiene necesidades de apoyo extenso para su autonomía personal.

- Grado I o Dependencia Moderada: Cuando la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas al menos una vez al día o tiene necesidades de apoyo intermitente o limitado para su autonomía personal.

A lo largo de este año, se va a atender únicamente la Gran Dependencia, es decir, a aquellas personas que solicitan ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria varias veces al día y que requieren el apoyo indispensable y continuo de otra persona. Se calcula que en Aragón hay unas 8.000 personas en esta situación.

Comentarios