Huesca y Córdoba preparan con intensidad el primer asalto

Los dos equipos trabajan en los entrenamientos con la mirada puesta ya en el primer encuentro del domingo en el campo El Arcángel donde se ha colgado el cartel de no hay entradas ante la expectación que la levantado en tierras andaluzas el choque. El Córdoba contará con el apoyo de más de 17.000 aficionados, mientras que el Huesca no estará solo puesto que el club tiene 100 entradas para aquellos que han reservado localidades para ir al partido, aunque no es en viaje organizado.

Al margen de ello está lo deportivo y es que los dos conjuntos están con la moral a tope después de superar las primeras rondas y con muchas ganas de jugarse el ascenso. Lógicamente los andaluces están más presionados puesto que era el principal objetivo con el que partía este año. Su entrenador, Pepe Escalante no teme que el equipo cordobesista sea señalado como el máximo favorito a conseguir el ascenso: “No me da miedo, porque favoritos llevamos siéndolo todo el año. Ese papel lo asumimos, ya no sólo por orgullo, sino por las exigencias del entorno. Si la gente quiere que seamos favoritos lo seremos, pero eso no quiere decir que debamos jugar de una forma determinada”.

El preparador cordobesista hablaba también del rival, un Huesca que “ha sido muy regular. No varía mucho su forma de jugar en casa o fuera. Es un equipo compacto y con conceptos defensivos claros. Es un partido que no va a ser nada fácil, y menos fácil si nos confiamos”. A pesar de todo, Escalante coincide en que “deberemos seguir dándolo todo y respetar al rival, que es un gran rival”. El Córdoba no podrá contar con Pineda, aunque la quinta tarjeta que vio el domingo ha sido recurrida.

Por su parte, en la SD Huesca hay un jugador que ya se ha medido al Córdoba en dos ocasiones este año con su anterior equipo, se trata del delantero David Hernández que vino cedido al Huesca por el Almería hasta el final de temporada y que comentaba a Radio Huesca Digital que “ es un equipo y una ciudad con una ilusión tremenda y además tiene una calidad tremenda que lleva todo el año arriba y que al final entró cuarto, pero que yo creo que era merecedor de estar entre los cuatro primeros”.

No hay novedades y en el Huesca se está pendiente de Sorribas. Rudy está mejor de su tobillo y Rigo con esperanzas de poder jugar la vuelta, mientras que Borja no entrenó este miércoles en la sesión celebraba en la localidad de San Jorge como medida de precaución por una sobrecarga.

Comentarios