Regulada la actividad de los centros de bronceado

El Gobierno de Aragón ha aprobado el reglamento que regulará en nuestra comunidad autónoma la actividad de los centros de bronceado mediante radiaciones ultravioletas, así como la venta y el alquiler de estos aparatos, completando de este modo la normativa ya existente a nivel estatal en esta materia. El reglamento, que entrará en vigor dentro de un mes, concede a partir de ese momento un año de moratoria para que los establecimientos ya existentes puedan adaptarse a los requerimientos del mismo.

A los efectos de la nueva regulación serán responsables de la actividad de bronceado las personas físicas o jurídicas titulares de los centros en los que se prestan estos servicios, o bien del alquiler de los aparatos, y queda prohibida la venta, alquiler o utilización de los aparatos de bronceado cuando el usuario sea menor de 18 años.

A partir de ahora, con carácter previo al inicio de la actividad, los centros de bronceado y las entidades que se dedican ala venta y alquiler de los aparatos de bronceado tendrán que presentar una declaración con la descripción técnica de los materiales, la documentación acreditativa de la formación del personal encargado de su utilización, la conformidad de los aparatos con la normativa europea (suministrada por el fabricante) y un certificado de revisión técnica de los mismos. Los responsables de los centros de bronceado se encargarán de que se realice al menos una revisión técnica anual de los aparatos, así como cuando se lleven a cabo cambios de consumibles de los mismos.

Todos los centros de bronceado, y las personas físicas o jurídicas titulares de las actividades de alquiler de aparatos de bronceado, dispondrán de gafas de protección ocular de rayos ultravioleta que se entregarán de forma gratuita a los clientes antes de iniciar las sesiones de bronceado. Las gafas deberán reunir todos los requisitos de seguridad como elementos de protección individual. Los instrumentos, gafas, materiales y aparatos de bronceado usados se someterán, tras cada sesión, a los tratamientos de limpieza adecuados. Los centros de bronceado deberá contar durante el horario de prestación de servicios al menos con una persona que posea la debida formación, y no podrán entregar ningún tipo de producto cuya función sea acelerar el bronceado o actuar de filtro solar

En la sala de espera o en la recepción de los centros de bronceado se expondrá la información relativa a los diferentes fototipos de piel y los tiempos de exposición recomendados; los certificados de los cursos de formación del personal y un cartel con los precios de todos los servicios de bronceado que se presten, Los precios de las sesiones tienen que incluir todos los impuestos, siendo obligatorio que estén indicados en periodos de tiempo por minutos, indicando el concepto al que van asignados.

También se proporcionará a los usuarios un calendario/ficha personalizado de utilización del aparato, de modo que se anoten en él las recomendaciones específicas, las sesiones de exposición radiante y el tipo de exposición de dosis total recibido, para su control. Los responsables de los centros de bronceado están obligados a disponer de hojas de reclamaciones.

La publicidad de los aparatos de bronceado no podrá hacer referencia a efectos curativos, preventivos o beneficiosos para la salud, ni alusiones a la ausencia de riesgos. La publicidad siempre irá acompañada del mensaje siguiente: “Los rayos de los aparatos de bronceado UV pueden afectar a la piel y a los ojos. Estos efectos dependen de la naturaleza y de la intensidad de los rayos, así como de la sensibilidad de la piel de las personas”.

El control y supervisión del cumplimiento de las disposiciones contenidas en esta nueva reglamentación corresponderá al departamento del Gobierno de Aragón con competencias en salud pública y consumo, así como al departamento con competencia en materia de industria, en este caso en lo relativo al control de la seguridad técnica de los aparatos de acuerdo con las condiciones establecidas en el Real Decreto 1002/2002 por el que se regula la venta y utilización de aparatos de bronceado mediante radiaciones ultravioletas

Comentarios