Unos 950 residentes de centros del IASS ya tienen valorado y dictaminado su grado de dependencia

Unos 950 residentes de centros propios y concertados del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) ya tienen valorado y dictaminado su grado de dependencia. Personal técnico del IASS se está encargando de hacer las evaluaciones de aquellas personas susceptibles de poder acogerse al Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia.

 

De las personas que ya se han valorado -que, hasta el momento, suponen el 30% de las plazas disponibles-, 814 han sido reconocidos como grandes dependientes, que son los que podrán acceder este año a los servicios y prestaciones establecidos en la Ley de promoción de la autonomía personal y atención a las personas en situación de dependencia. De éstos, 523 son del nivel 2 (menor autonomía de la persona y una mayor intensidad del cuidado requerido), y 291 en nivel 1. Otras 113 personas han obtenido la valoración de dependiente severo (44 en nivel 2 y 69 en nivel 1), colectivo que empezará a atender a partir del próximo año.

 

Así, de acuerdo con la orden del Departamento de Servicios Sociales y Familia, por la que se regula el procedimiento para el reconocimiento de la situación de dependencia y el acceso a los servicios y prestaciones establecidos en la ley, corresponde al Instituto Aragonés de Servicios Sociales la valoración del grado y nivel de dependencia de las personas que se hallen en centros de la red del Gobierno de Aragón, así como en aquellos casos de atención temprana (menores de tres años). En el resto de los casos, la encargada de realizar las evaluaciones y los reconocimientos es la Dirección General de Atención a la Dependencia.

 

En la actualidad, la oferta asistencial del IASS para mayores ronda las 4.000 plazas (entre propias y concertadas) en residencias y centros de día. En esta misma línea, el IASS cuenta con 2.350 plazas para discapacitados.

Comentarios