Se dispara la población de los mosquitos por el calor y las lluvias

2005070202 mosquitos.jpg

La cálidas temperaturas del invierno y las abundantes lluvias de la primavera han disparado la población de mosquitos en la provincia de Huesca. Las zonas más afectados son los municipios que cuentan con cultivos de regadíos desde hace más de 50 años. La Comarca de los Monegros es una de las cinco zonas de España y la única en Aragón donde se realiza un control integrado de los mosquitos.

Se acerca el calor y con él los mosquitos y demás insectos molestos para el ser humano. Después de las abundantes lluvias registradas en primavera y de las suaves temperaturas del invierno, la población de los mosquitos se ha disparado. En cinco zonas de España se realiza lo que se llama un control integrado de los mosquitos. La comarca de los Monegros es una de estas zonas y la única en Aragón que llevan combatiendo las plagas de estos insectos desde hace 10 años combinando varias estrategias como el control químico, el biológico o eliminando posibles focos.

En cada municipio suele haber entre 100 y 200 focos de mosquitos que se localizan aproximadamente en dos kilómetros alrededor del núcleo habitable, según aclara Ángela Martínez, técnica de medio de ambiente de la Comarca de los Monegros. Las zonas más afectadas son Albero Bajo, Sangarrén y Grañén.

En principio, la picadura de un mosquito es inofensiva. Pero, varios centros de salud de otras zonas de Aragón han comunicado a la Comarca de los Monegros el aumento de las reacciones alérgicas ante una picadura de mosquito.

Por el momento, todavía es pronto para saber si los mosquitos han desarrollado alguna resistencia a los bioinsecticidas utilizados por la Comarca para combatir los mosquitos.

Comentarios