Firmado el Decreto que anula la oposición de los auxiliares administrativos

El Ayuntamiento de Huesca mediante decreto firmado, por el alcalde, con fecha 15 de este mes ha cumplido y ejecutado la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Aragón que anulaba el concurso-oposición de las plazas de auxiliar administrativo. Para evitar un “caos” administrativo el ayuntamiento suspende provisionalmente el despido de los trabajadores a la espera de que soliciten también un “restitución patrimonial”.

Así, el tramite es que deben cesar de sus puestos 32 trabajadores del concejo: tanto los funcionarios que ya tomaron posesión de su plaza como los funcionarios interinos que tienen su empleo por la bolsa de trabajo organizada cuando el proceso se declaró nulo. Así lo recoge una sentencia

Los trabajadores afectados tendrán que reclamar de forma urgente una "restitución patrimonial" al Ayuntamiento de Huesca por los daños ocasionados. Esta restitución, en principio, será su contratación.

Además, para evitar un caos en la administración consistorial que supondría la pérdida de 32 puestos de auxiliar administrativo, el Ayuntamiento suspenderá provisionalmente el despido de los trabajadores. Es la solución que han planteado los servicios jurídicos del Ayuntamiento para este problema.

SENTENCIA

El Tribunal Superior de Justicia de Aragón ratifico en su día la sentencia del Tribunal de lo Contencioso Administrativo de Huesca por la que quedaba anulada una oposición para cubrir 14 vacantes de auxiliares administrativos en el Ayuntamiento Oscense. El TSJA consideraba que las bases de la oposición, redactadas por los servicios jurídicos municipales, no argumentaron correctamente la prueba, por lo que es nula de pleno derecho.

Es patente, por otra parte, el malestar de la clase política del ayuntamiento con el trabajo que desarrollaron los servicios jurídicos municipales con esta oposición. Recordemos que en las bases de la misma llegaron a figurar requisitos como que los auxiliares debería portar pistola, ya que el redactor copio y pegó unas bases que habían sido utilizadas para la Policía Local sin reparar en este extremo.

Más allá de la mencionada anécdota, el concurso oposición ha sido ahora anulado por falta de argumentación jurídica en convocar un concurso oposición cuando debería haberse convocado una oposición libre, algo que siempre deben determinar los servicios jurídicos municipales.

Comentarios