El técnico del Córdoba se mantiene cauto ante el choque de vuelta en Huesca

Escalante

El Córdoba no se fía de la SD Huesca y por ello el mensaje que llega a la capital oscense es de prudencia para frenar la euforia que rodea a los seguidores del conjunto andaluz que se ya se ven en la Segunda División la próxima temporada. Está claro que el 2-0 es un resultado que favorece los intereses de los de Pepe Escalante puesto que la diferencia es importante y además se cuenta con el factor de poder marcar un gol que sería definitivo.

Escalante quiere frenar un poco la euforia que rodea a la afición y al conjunto andaluz y señalaba que “de momento estamos siendo muy cautos porque el ascenso no se ha producido. Hay que admitir que la eliminatoria está a algo más del 50 % a nuestro favor, y ello no nos debe llevar a hacer las cosas distintas”.Para el duelo del domingo, será “importantísimo portería a cero, y a partir de ahí, tratar de ganar el partido. El Córdoba no sale a empatar el partido. Otra cosa es que buscando la victoria, empatemos”. Habrá que tener cuidado sin duda con el conjunto oscense, un equipo que gustó a Escalante en El Arcángel: “Al Huesca lo vi bien, lo intentó por todos los medios, pero nosotros estuvimos muy concentrados, leímos muy bien el partido”.

El delantero Julio Pineda, indicaba ante los medios locales que “lógicamente hay mucha euforia, pero de puertas para fuera. Aunque sabemos que tenemos un buen resultado, en el mundo del fútbol puede pasar cualquier cosa. Tenemos que ir allí como a Pontevedra, como si fuéramos 0-0, y sabemos que marcando se nos pondría la eliminatoria muy de cara”. El ariete señalaba que en El Alcoraz habrá que jugar con la “mentalidad que estamos teniendo en estos últimos partidos, la mentalidad de dejar la puerta a cero y saber que podemos marcar en cualquier momento”. Y es que  “nos estamos jugando muchísimo, ya no sólo por nosotros, sino por los que están detrás”.

El conjunto cordobés está entrenando sin muchas novedades y tal vez lo más destacado es que Asen se retiraba en una de las sesiones realizadas, aunque el mismo garantizaba que estaría en Huesca. La novedad será la vuelta de Pineda que cumplía su sanción en la ida.

El ambiente en Córdoba es sensacional y aunque no sobrepasarán de los 200 los seguidores visitantes, está claro que todo el mundo está viviendo con emoción e ilusión esta fase de ascenso.

Por su parte la SD Huesca ha vuelto a entrenar este jueves en el Alcoraz con un buen ambiente en el equipo que se muestra con muchas ganas y con la esperanza de remontar. El vestuario es una piña y se reconoce que no está nada perdido, a pesar del 2-0 de la ida. El tema de las entradas es impresionante y cada vez quedan menos localidades para que se llene el Alcoraz en este partido para la historia.

Comentarios