Los alcaldes franceses de la RN 134 piden soluciones a los problemas de tráfico

2005052727 RN 134.JPG

Los días 6 y 14 de junio, dos camiones sufrieron sendos accidentes en la carretera RN 134, al otro lado del túnel de Somport. Esta semana, el Prefecto Marc Cabane organizaba una reunión con todos los alcaldes del valle del Aspe, para tratar este espinoso asunto. Fueron once alcaldes, de trece, los que respondieron a la invitación, de la que salieron poco convencidos, ya que no se habían logrado avances. El presidente de la Comunidad de pueblos del valle del Aspe, René Rose, marca hasta 8 puntos negros en la carretera que lleva al túnel.

Los alcaldes se muestran descontentos porque aseguran los los anuncios realizados por el Prefecto no invitan al optimismo, no tienen ninguna respuesta global. Aseguran que el Estado negocia con la Región y con el Departamento, pero todo es de una gran incoherencia: un túnel ultramoderno desemboca en una carretera que, de nacional, no tiene más que el nombre.

En la zona específica del Portalet, el prefecto habló de reforzar la señalización y realizar un estudio sobre el perfil de la carretera, que provoca un movimiento de balanceo en los remolques. Para llevarlo a cabo, habría que conseguir una ampliación presupuestaria. Los trabajos deberían comenzar en otoño.

Y a propósito de las materias peligrosas, cuya prohibición piden los alcaldes, el representante del Estado les lleva la contraria, indicando que son elementos de materias primas necesarias para la actividad económica del Valle, y que no es cuestión de tirar piedras contra su propio tejado.

Por lo que respecta a un tratamiento global de la RN 134, el asunto parece más complejo. En este caso, el Prefecto apela al Departamento y a la Región, en el cuadro del programa de desarrollo y de modernización de itinerarios, para el que van a abrirse negociaciones. El problema, dicen, es simple: cómo hacer más, con los mismos medios.

Por su parte, el diputado recientemente elegido Jean Lassalle, que asistió al encuentro, mostró una prioridad: acelerar los trabajos de la desviación de Bedous, y que se conviertan en una prioridad las carreteras entre el Somport y Pau, como ocurrió cuando se construyó el túnel. El diputado del valle del Aspe avanzó la idea de abrir un túnel de un kilómetro de largo frente al Fort du Portalet, con un coste estimado de 80 millones de euros. Jean Lassalle solicitará una cita al primer ministro francés, François Fillon, para presentarle el proyecto. Confía en la sensibilidad con los problemas departamentales del nuevo inquilino de Matignon, que cuenta con una "segunda residencia", en Larrau.

Comentarios