Un penalti apartó al Huesca del sueño del ascenso ante el Córdoba

La ilusión de la Sociedad Deportiva Huesca de ascender a Segunda División A y de la afición azulgrana, que llenaba el estadio del Alcoraz, sucumbían por unas polémicas decisiones del colegiado vasco Sánchez Maroto que se encargó de romper las ilusiones de los azulgranas no señalando un penalti a favor del Huesca por una clara mano de un jugador visitante cuando el Huesca ya ganaba 1-0 y luego expulsar a Sorribas antes del descanso y señalar penalti a favor del Córdoba, también por mano. Falcón no pudo evitar el empate que ponía las cosas imposibles para los oscenses que dicen adiós a una gran temporada. El partido terminaba con empate a un gol; la eliminatoria termina con un 3-1 a favor del Córdoba.

El primer gol lo marcaba Camacho, en el minuto 24, en un remate en el área, en un saque de esquina. El empate llegaba en el descuento de la primera mitad, de penalti; lo marcaba Dani, y además el equipo se quedaba con diez por la expulsión de Sorribas. Dani fallaría en la segunda mitad otro penalti, merced a la intervención del portero del Huesca, Falcón. El Huesca perdió la esperanza y ya poca historia más.

El ambiente, excepcional en el Alcoraz. Con más de 5.000 aficionados que animaban en todo momento al conjunto oscense. El azul y el grana fueron los colores de la tarde, aunque la victoria en la eliminatoria se la ha llevado el Córdoba, paradójicamente de blanco y verde (colores tan identificados con Huesca).

Todo el Huesca estaba bastante molesto con el arbitro que se convirtió en un invitado no esperado en la fiesta oscense. José Antonio Martín 'Petón' hablaba de errores pero, sobre todo por ser más grave, falta de respeto. El Córdoba es equipo de Segunda A.

Los jugadores, directiva, afición y autoridades muestran su satisfacción por la temporada vivida. Todos quieren que la experiencia de este año sea el trampolín para saltar a una categoría superior, "donde tiene que estar el Huesca".

El palco estuvo repleto de autoridades donde hay que destacar al presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias; la alcaldesa de Córdoba, Rosa Aguilar y el de Huesca, Fernando Elboj, así como el secretario de Estado de Infraestructuras, Víctor Morlán, y otras personalidades políticas y deportivas entre las que estaban el presidente del Real Zaragoza, Eduardo Bandrés, y el máximo accionista Agapito Iglesias.

EL HUESCA CIERRA UNA EXCEPCIONAL TEMPORADA 2006-2007

La Sociedad Deportiva Huesca ha vivido una excepcional temporada 2006-2007; quedaba en el segundo puesto de su grupo de la Segunda División B, entrando en la eliminatoria de ascenso a Segunda A (eliminando en la primera ronda al Palencia).

Los planes se precipitaban durante la temporada porque se venía de eludir el descenso a Tercera División in extremis. Se pensaba en asentar el club en la Segunda B para intentar asaltar en próximas campañas el ascenso a Segunda A. Todos han calificado como un premio el haber entrado en la eliminatoria en esta temporada, mucho antes de lo esperado.

Paralelamente se ha conseguido incrementar la masa social que ha acudido al Alcoraz, siendo espectacular el apoyo en los dos partidos ante el Palencia y ante el Córdoba, con sendos llenazos (sobre todo en el partido de este domingo).

El Huesca trabaja también en el proyecto de construcción del nuevo campo de fútbol, sobre el solar en el que se sitúa el actual Alcoraz. La eliminatoria de ascenso ha evidenciado que el estadio ha quedado pequeño y obsoleto, con lo que se espera sacar adelante el proyecto presentado hace semanas en la ciudad: un campo nuevo con un doble anillo de gradas (con capacidad para 10.000 personas), conectado a un hotel, SPA, oficinas y aparcamiento subterráneo.

En definitiva que ha sido un año difícil de olvidar y que puede marcar un antes y un después para la SD Huesca.

Comentarios