Un conductor se niega a realizar el test de alcoholemia y golpea a un policía

Durante este fin de semana, la Policía Local de Huesca ha llevado a cabo la detención de tres conductores por diversos motivos y relacionados con índices de alcoholemia positivos. El suceso más grave ocurría, cuando agentes de la Policía Local de Huesca detenían a un hombre de 43 años por atentado a agentes de la autoridad y desobediencia grave al negarse a realizar las correspondientes pruebas de alcoholemia. Los hechos se iniciaron en un control preventivo de alcoholemia en la Ronda Industria, cuando el detenido se negó en repetidas ocasiones a la identificación y a las pruebas obligatorias de alcoholemia, llegando incluso a empujar a uno de los agentes intervinientes y golpear con el puño a otros de los policías, debiendo ser asistido en el centro pirineos. Por todos estos hechos se están realizando las correspondientes diligencias judiciales y el vehículo ha sido precintado en el deposito municipal.

En otra actuación, agentes de la Policía Local procedían a la detención de un hombre de 30 años después de que se le realizaran las pruebas de alcoholemia y el etilómetro marcara 1,10 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, mas de cuatro veces lo permitido. Los hechos se iniciaron cuando una patrulla observa la conducción irregular en zig-zag del turismo, siendo parado en la prolongación de la Avda. de los Pirineos. Se han iniciado las correspondientes diligencias judiciales y el vehículo fue trasladado al deposito municipal.

También era detenido por agentes de la Policía Local de Huesca un joven de 22 años por conducir de forma temeraria por el paseo de Lucas Mallada y que hacía caso omiso a las señales luminosas de los vehículos policiales. Finalmente fue detenido en los aledaños del Hospital Psiquiátrico. Una vez realizadas las pruebas de alcoholemia se pudo comprobar que el índice era de 0.72 miligramos de alcohol por litro de aire espirado. Se han iniciado las correspondientes diligencias judiciales y el vehículo precintado en el deposito municipal.

Por otro lado, en los controles establecidos este fin de semana en distintos puntos de la ciudad de Huesca, se han iniciado expedientes sancionadores a seis conductores, precintando sus vehículos en el deposito municipal por conducir con una tasa que oscilaba entre 0.30 y 0.58 miligramos, por litro de aire espirado. Igualmente se han iniciado expedientes sancionadores a un local dedicado al ocio por excederse del horario de cierre, reflejado en la ley 11/2005.

Comentarios