Primera salida al campo 3 de Pauner y Vilalta en la ascensión al Broad Peak

Broad Peak

Carlos Pauner escribe en su página web:

”Coloco con sumo cuidado mi pie izquierdo en la nieve inestable. Respiro y repito la misma operación con el pie derecho, un poco más abajo. Así, paso a paso, vamos descendiendo la inestable ladera entre el campo 2 y el campo 1.

Se ha colocado algún tramo de cuerda, pero hay algunos pasos muy delicados y sin equipar, que hay que destrepar con sumo cuidado. Bajo nuestros pies, un vacío extremo que conduce hasta el glaciar, centenares de metros por debajo. Ha sido nuestra decisión. Hemos preferido sacrificar el equipamiento de la ruta, para ganar, en este primer envite, altura suficiente para lograr la aclimatación.

En nuestra primera salida, José y yo, llegamos al campo 2, donde pasamos la noche, para continuar al día siguiente hasta las proximidades del campo 3, a 7.000 m y descender de nuevo a nuestro cálido campo base. Mientras tanto, Alberto y Marta han colocado el campo 1, a la vez que Santiago, nuestro compañero ecuatoriano que viene con aclimatación de su tierra natal, ha colocado una tienda en el campo 3, tras pasar dos noches en el campo 2. En fin, todo este lío, para al final, tras 3 días de campaña, haber colocado una tienda en cada campo, repartidas desde los 5.800 m del c1 a los 7.100 m del c3. Ahora estamos todos en el campo base, descansando, satisfechos del trabajo hecho, aunque realmente, hemos asumido más riesgos de los que hubiéramos deseado, con el firme objetivo de dar un paso de gigante en nuestra expedición.

Por el momento, si el buen tiempo continúa, vamos a dedicar más esfuerzos a dejar equipados algunos tramos peligrosos y decidir nuestro futuro en función de las condiciones meteorológicas venideras. La montaña está muy cargada de nieve, pero poco a poco, con el sol implacable de estos días, va dejando paso a un hielo verde y duro, que hace cada vez más complicada la escalada con el escaso nivel de equipamiento existente.

De momento, somos pocos grupos en este base, aunque es sabido que van a llegar muchos más. Cuando esto ocurra, probablemente, se equipará mucho mejor todo, pero esperamos, llegado ese momento, estar ya muy avanzados y quien sabe, puestos a soñar, igual ya con la cumbre en la mano. Estamos muy animados, nos encontramos, en general, muy bien físicamente y si el tiempo continúa bueno, no descartamos lanzar un ataque rápido. Todo se verá.

Ahora son tiempos de descanso, de olvidarse un poco del monte y restañar heridas. Se abre, como no, el campeonato de mus y todo aquello que nos haga la estancia, aquí, en los confines de la Tierra, un poco más agradable”.

Comentarios