La eterna duda en las faldas del Broad Peak: ¿cómo será el tiempo mañana?

En la página web de Carlos Pauner se lee, textualmente, sobre el desarrollo de la expedición:

“Siempre la misma duda que nos consume aquí en la soledad de nuestras tiendas. ¿Cómo será el tiempo mañana? ¿Cual será la meteorología que nos acompañará en los días venideros? No dejamos de mirar al cielo, intentando escudriñar algún signo que nos haga predecir lo que nos deparará el futuro.

Los partes, más o menos acertados, van y vienen. El tema central de cada conversación acaba siendo el mismo. Hoy hace algo mejor que ayer, pero ¿mañana? quién sabe. Nuestro cocinero Ghulam se ríe. Nos dice, así es el tiempo, a veces bueno y a veces no tanto. "Normal weather" según dice él. Para nosotros no es suficiente, pues tras unos días de malo, parece que ha mejorado un poco. De continuar así, nos permitiría trabajar en la montaña e incluso dar un primer ataque, a ver que pasa.

Marta y Alberto tienen muy claro que su propósito, por el momento, es llegar a dormir en el campo 2, situado a 6.400 m de altura. Para José y para mi, la situación es distinta. Queremos subir al campo 2, continuar al día siguiente al campo 3 y quién sabe, atisbar hacia arriba y decidir que hacer según el tiempo, el estado de la nieve y nuestra propia condición.

Todo esto tiene que ocurrir, de seguir así el tiempo, en los próximos 4 días. En unas horas tomaremos la decisión y esto supondrá un ligero descanso para nuestras atormentadas cabezas, ya cansadas de mirar al cenit, cansadas de no saber que va a pasar en las horas venideras. Esperemos que se confirmen nuestros instintos y en unos pocos días, estemos allá arriba, a 7.100 m de altura, decidiendo nuestro futuro, saliendo hacia lo más alto, luchando por lo que creemos, entregando nuestras almas por alcanzar nuestro sueño: llegar a la cima del Broad Peak”.

Comentarios