La mosca negra se extenderá por Aragón

La expansión de la plaga de la mosca negra continuará en Aragón ya que las condiciones ambientales que se encuentra el insecto favorecen su proliferación. A ello hay que sumar que la situación climática de estos meses ha actuado como acelerador y se espera un verano complicado.

De momento y con los datos que maneja el departamento hasta la fecha en el Bajo Cinca sólo se ha detectado en Mequinenza aunque no se descarta que se encuentren ejemplares en las localidades limítrofes.

Es una proliferación que se ha visto favorecida por el cambio climático y otras cuestiones como los regadíos o la mejora de la calidad del agua de los ríos.

Cualquier depósito de agua, preferiblemente en movimiento, con algas puede convertirse en el hábitat del insecto. Para combatirlo se precisa la colaboración entre las diferentes administraciones en aspectos relacionados en combatir la plaga y en evitar su incidencia entre la población. De hecho esta semana en el sector de salud de Barbastro al que pertenece el Bajo Cinca va a iniciar unos encuentros informativos para que el personal sanitario informe a la población a través de folletos inclusive de algunos consejos para evitar las picaduras.

En cuanto a la lucha contra la plaga se considera que la fumigación es una solución temporal ya que solo eliminaría a los insectos adultos ya puesto que las larvas se encuentran sumergidas en el agua. Además podría causar problemas mediambientales por el uso de plaguicidas.

La opción actuar sobre las larvas del insectos con bacilus. Un proceso no contaminante que consiste liberar un parásito en el agua que provoca una toxicidad a la larva y su muerte.

Los jornadas sobre mosca negra celebradas en Zaragoza la pasada semana van a tener continuidad ya que desde el ejecutivo autónomo se van a seguir promoviendo encuentros entre las administraciones implicadas para avanzar en la solución al problema.

Comentarios