La Fundación Sol de Nicaragua presenta sus actividades en Sabiñánigo

Este viernes en la Casa de la Cultura Antonio Duran Gudiol de Sabiñánigo se lleva a cabo una charla a las ocho y media de la tarde organizada por la ONG SETEM-Aragón y el Ayuntamiento, “Más cerca de Nicaragua”, impartida por Edith Matute, licenciada en Psicología y Secretaria de la Fundación SOL. Antes de la charla, habrá una degustación de café de Comercio Justo de Nicaragua.

Matute en declaraciones a Radio Huesca Digital ha indicado que “el año pasado, uno de sus proyectos, la Casa Materna “ Mery Barreda” de Ocotal, se presentó a la convocatoria de subvenciones del Ayuntamiento de Sabiñánigo, y esta Entidad concedió una ayuda económica para el apoyo de luz y gastos generales de este centro que se dedica a la atención de mujeres maltratadas, y que dispone de un pequeño albergue para la atención de mujeres con embarazos difíciles que viven en los núcleos rurales de la región y que no pueden acceder a las atenciones médicas necesarias”.

En el caso de Aragón, las Entidades que han apoyado proyectos de la Fundación Sol han sido los ayuntamientos de Zaragoza, Ejea y el de Sabiñánigo, así como la Comarca del Alto Gállego en el año 2005 con las becas de cooperación para el desarrollo que ofrecen desde el Área de Servicios Sociales, y con las cuales una voluntaria de Sabiñánigo pudo viajar a Nicaragua.

La mencionada fundación se creó en 1986, con el nombre de Asociación para el Hermanamiento con Nicaragua. En 1990 cambió a su nombre actual. Tiene su sede en Ocotal, capital de la región de Nueva Segovia, situada al norte del país. Se mantiene “gracias al apoyo económico de la ciudad inglesa de Swindon, con la que tienen el hermanamiento. Todo el trabajo que se hace es voluntario, y en total son unas 30 personas las que trabajan voluntariamente en ella”.

Asimismo, la Fundación tiene proyectos a través de ONG españolas y aragonesas, como SETEM-ARAGON, que envía todos los años a grupos de cooperantes voluntarios en verano, entre los que se encuentran vecinos de Panticosa y Sabiñánigo, para hacer el seguimiento de proyectos y participar en sus actividades.

Comentarios