El Atlético Monzón recurre las sanciones del "atraco" en San Isidro

El Comité Único de Competición ha dado a conocer las sanciones derivadas del acta arbitral del partido de ida de la Fase de Ascenso a Segunda B entre el San Isidro y el Atlético Monzón: tres meses a Chelu, dos partidos a Torres y un partido tanto a Marc, portero suplente como a José Miguel Crespo, segundo entrenador. Desde el club ya se ha tomado la decisión de recurrir todas las sanciones.

El más perjudicado de la expedición montisonense ha sido el centrocampista Chelu, al que se ha aplicado el artículo 124.1 de los estatutos federativos que contempla “suspensión de tres a seis meses al que agrediese al árbitro principal, a los asistentes, cuarto árbitro, directivos o autoridades deportivas, siempre que la acción fueses única y no originase ninguna acción dañosa”. Chelu ha sido sancionado con tres meses de suspensión al reflejar en el acta arbitral, el colegiado López García, haber sido empujado con los brazos y haber recibido una patada del jugador montisonense.

Chelu ha indicado que al conocer la noticia se quedó perplejo porque creía que, como mucho, le iban a caer tres partidos, por el empujón y las protestas al árbitro. Chelu insiste que no le propinó ninguna patada al árbitro y que está tranquilo porque existe un vídeo del partido “con el que se puede demostrar que en ningún momento agredí al árbitro”.

El estado de ánimo de Chelu es de decepción tanto es así que, si se mantiene la sanción, no descarta dejar el fútbol porque no está dispuesto “a tolerar esta injusticia”. Chelu recuerda que en sus dieciséis años de carrera deportiva, López García, ha sido el primer colegiado que le ha mostrado una roja directa.

También han sido sancionados Jesús Torres con dos partidos en aplicación del artículo 137.b que dice textualmente “de uno a tres partidos o por tiempo de hasta un mes por insultar, ofender, amenazar o provocar a otro siempre que no constituya falta más grave” y Marc Puig y José Miguel Crespo, un partido por artículo 137.c que indica la misma sanción “por dirigirse a los árbitros, directivos o autoridades deportivas en términos o con actitudes injuriosas o de menosprecio, siempre que no constituya falta más grave”.

Desde el Atlético Monzón se ha tomado ya la decisión de recurrir las sanciones por considerarlas, según Gregorio García Carpintero, secretario del club, “una barbaridad”. El proceso pasa por enviar el recurso a la Federación que lo trasladara al Comité Disciplinario y será quien decida. En cualquier caso, desde el Atlético Monzón se está dispuesto a llegar hasta el final.

Comentarios