Las familias de los usuarios del centro Reina Sofía de Monzón conocen la Ley de la dependencia

Ramón Álvarez, gerente de la Asociación aragonesa de entidades para personas con discapacidad intelectual (FEAPS), ha hablado acerca de la nueva Ley de la dependencia a los familiares de los usuarios del centro de Atades Reina Sofía de Monzón, en un encuentro en el Restaurante Piscis.

El gerente de FEAPS reconoce que la Ley constituye un paso muy importante de cara a reconocer un derecho de la persona dependiente y sus familias para optar a una serie de ayudas. Para Álvarez, es una Ley nueva, cuya aplicación se ha ido retrasando y por fin se están dando los primeros pasos para su puesta en funcionamiento. En estos momentos, se están realizando las valoraciones para reconocer los grados de dependencia. En 2007, se atenderá únicamente la gran dependencia, correspondiente al grado III.

Según la nueva Ley de dependencia, se considera que existen tres grados de dependencia: grado III o gran dependencia, cuando la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria varias veces al día y, por su pérdida total de autonomía física, mental, intelectual o sensorial, necesita el apoyo indispensable y continuo de otra persona, grado II o dependencia severa, cuando la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas dos o tres veces al día, pero no requiere el apoyo permanente de un cuidador o tiene necesidades de apoyo extenso para su autonomía personal y grado I o dependencia moderada, cuando la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas al menos una vez al día o tiene necesidades de apoyo intermitente o limitado para su autonomía personal.

El gerente de FEAPS reconoce que existe falta de determinada información sobre esta la Ley entre la ciudadanía, lo que ha podido crear expectativas erróneas.

Según el gerente de ATADES Huesca, José Luis Laguna, la demanda de conocimiento sobre la ley de dependencia es el motivo de estos encuentros que se están realizando con las familias de los usuarios en la provincia.

En el encuentro ha estado presente la directora del centro en Monzón, María Ángeles Delgado, donde se atiende a cien usuarios. El trabajo de ATADES en el Reina Sofía ha seguido una línea ascendente en los últimos años. Recientemente, ha puesto en marcha “Las Casitas”, un proyecto de viviendas tuteladas que permite mejorar la calidad de vida de los residentes con discapacidad intelectual.

Comentarios