El Foro Monzón 21 avanzó en el diagnóstico medioambiental tras las reuniones de las mesas sectoriales

Una veintena de personas integrantes del Foro Monzón 21 se reunieron para completar el diagnóstico esbozado en las mesas sectoriales de mayo. En primer lugar, se dio respuesta a las dudas planteadas en las mesas sobre el borrador del diagnóstico técnico, y después se trabajó, en plenario, sobre el apartado socioeconómico, los problemas relacionados con la formación y sensibilización ambiental de colectivos diferentes al escolar, las subvenciones a las empresas para adoptar prácticas ambientales, las oportunidades de empleo o la conciliación de la vida familiar y laboral.

Además, se diagnosticó la dotación de equipamientos y servicios sanitarios, educativos, deportivos, culturales y sociales. También se presentó una muestra de los trabajos realizados por diferentes colegios (encuestas o dibujos sobre el tema “lo que me gusta” y “lo que no me gusta” de Monzón). Se analizarán con detalle y pasarán a integrar el diagnóstico junto con el documento desarrollado por los técnicos y el Foro Monzón 21. Como retorno de reuniones anteriores, se facilitó el documento de “Resultados” de los talleres sectoriales (borrador preliminar) que recoge las aportaciones de las mesas y se puede consultar en la página web del Ayuntamiento (www.monzon.es) y otro en el que se analizan las aportaciones de los talleres.

En el encuentro se acordó retomar el Foro Monzón 21 en la primera semana de septiembre, con la validación del diagnóstico (que se pondrá a disposición del Foro con anterioridad) y el desarrollo de un Taller de Futuro como fase previa a la propuesta de proyectos y acciones concretas encaminadas a la solución de las carencias detectadas en la fase de diagnóstico. Durante el verano, seguirá el trabajo técnico.

Algunas cuestiones planteadas son la información insuficiente a la sociedad del esfuerzo que realiza el sector empresarial para evitar la contaminación, el poco respeto de la población a los espacios públicos, la necesidad de apoyo público para cambiar el comportamiento ambiental de pequeñas empresas, campañas de sensibilización permanentes, excesivo consumo de agua en los hogares, dispositivos de ahorro de agua en las explotaciones agrarias, insuficiente información sobre cómo y dónde se gestionan los aceites usados y las pilas, y cómo funciona un Punto Limpio, abandono de envases de fertilizantes y herbicidas, y deficiente gestión de purines y estiércoles, escaso desarrollo de las energías renovables en Monzón, elevado uso del coche y velocidad excesiva, no siempre se respetan los horarios en las obras públicas y privadas, el ruido se sigue percibiendo como problema grave.

Comentarios