El descenso de ocupación del turismo rural hace saltar las alarmas en el sector

Jornadas Turismo Verde

Técnicos y propietarios de establecimientos de turismo rural coinciden en la necesidad de realizar estudios sobre la situación de este sector, tanto desde el punto de vista de la oferta como de la demanda, que permita conocer el perfil del turista que lo requiere. Esta es una de la principales conclusiones que se han sacado en las jornadas “ Nuevos Retos para el Turismo Rural” que se ha celebrado en Aínsa.

El descenso acusado en el grado de ocupación de los alojamientos de turismo rural en los últimos años ha despertado las alarmas en el sector, constatándose la preocupación de los propietarios, motivada por una ralentización que se aprecia en las estadísticas en las que se ha pasado del 33,06% en 1996 al 18,97% en 2005. La inexistencia de un observatorio, desde el que se analicen y publiquen datos verosímiles actuales, impide el manejo de cifras reales y ahondar en la problemática que afecta a este sector para buscar soluciones.

En las jornadas, el director técnico de la empresa Exivia, Manuel Maynar fue contundente al afirmar que “el modelo actual de turismo rural está en crisis” y lo calificó de “ejemplo de creación de producto de arriba a abajo”. Entre las causas que han influido en el descenso de la ocupación, además de la segunda residencia, Maynar apuntó “al fuerte crecimiento de la oferta ilegal”, por lo que urge a la Administración a “una estructuración y normalización del sector”.

Entre las conclusiones alcanzadas en esta jornada, organizada por la Asociación de Turismo Verde de Huesca, se insta a los ministerios de Medio Ambiente, Agricultura, Pesca y Alimentación e Industria, Comercio y Turismo a que fomenten el turismo rural y de naturaleza en el medio rural español. Asimismo, piden a las administraciones la consideración del turismo rural como una actividad estratégica y un elemento de ordenación, protección y sostenibilidad del patrimonio natural y cohesión territorial.

El técnico de la DPH, Francisco Orduna dejó clara la necesidad de “no confundir alojamiento con turismo rural, porque turismo rural es más que un alojamiento, es gastronomía, es naturaleza, es medio rural”.

Los técnicos de la empresa extremeña de Gestión y Comercialización de Alojamientos Rurales ‘RuralGest’, Rafael Pintado y David Díaz, demandaron estructuras organizativas que inspiren seguridad y confianza a los operadores turísticos extranjeros a la hora de realizar las reservas en nuestro país. De igual modo, propusieron que las asociaciones de profesionales se constituyan en agentes capaces de diseñar, producir y comercializar paquetes turísticos especializados en el medio rural, iniciativa que está teniendo éxito en otros lugares, como la que llevan a cabo en la provincia de Cáceres donde, según explicaron, “de las 7.281 reservas efectuadas en el transcurso de este año, 4.420 se han realizado a través de touroperadores y las restantes se han contratado directamente con los propietarios, hecho que denota que podemos actuar en el medio y cambiar las tendencias”

En otro orden de cosas, los técnicos de turismo rural que participaron en la jornada de Aínsa exigen la revisión de la legislación turística que regula el turismo rural en Aragón, “basada en un riguroso análisis de la situación” y que las asociaciones de profesionales se constituyan en “el único interlocutor válido ante las administraciones públicas”.

Continuar con la formación para alcanzar un mayor grado de profesionalización del sector y apostar por la calidad que asegure la satisfacción del cliente son dos elementos claves que deben erigirse en algunos de los principios metodológicos que favorezcan un desarrollo endógeno, que debe tener como prioridad los intereses de las poblaciones verdaderamente rurales.

En el transcurso de la jornada fue presentada la Asociación de Profesionales de Turismo Rural, (AUTURAL – UPTA)),su presidente Francisco Parra expuso que los primeros objetivos son promover que las diferentes administraciones se impliquen en la regulación nacional del sector , trabajar por la defensa de los intereses sociolaborales de los profesionales del turismo rural, y poner en marcha un ambicioso proyecto de apoyo a la comercialización de toda la oferta de alojamientos y servicios de turismo en el medio rural.

Comentarios