Desastre ecológico en el río Isuela

El río Isuela está muerto. Así, se desprende de los primeros resultados de un estudio de prospección que está realizando el departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón. Durante toda la jornada de este miércoles, los técnicos han analizado entre otros lugares, el tramo truchero y no han encontrado ninguna ejemplar de esta especie. Las causas de este desastre ecológico se encuentran en el desembalse de Argüís.

Hace unos meses se llevaba a cabo el desembalse del pantano de Arguis. Un desembalse en el que estaban de acuerdo tanto los regantes como el departamento de medio ambiente y que se prolongó durante tres o cuatro semanas. Durante todo este tiempo en que se arreglaban las compuertas , el pantano estuvo echando lodo al río Isuela. “Antes del desembalse de Argüís, se había hecho un estudio de las condiciones de la fauna piscícola de todo el río Isuela hasta Huesca. Se vio que estaba en muy buena salud, con abundantes truchas y barbos culirollos. Después del desembalse estuvo saliendo durante bastante tiempo lodo que iba al río Isuela”, manifiesta José Pablo Manau, técnico de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón

En la jornada de este miércoles, se realizaba un nuevo estudio para ver en que medida había afectado al río. Según afirma Manau “no se ha encontrado absolutamente nada. Es decir que la trucha ha desaparecido en la parte de la presa. Si se ha encontrado puntualmente algún barbo culirrollo pero no es significativo ya que es una especie gregaria que van en colonias. Prácticamente la fauna piscícola ha desaparecido casi en su totalidad”,.

Ahora, una vez realizado el estudio de prospección del río Isuela, los técnicos del departamento de medio ambiente analizarán los resultados para probablemente repoblar con especies autóctonas este río sin vida.

Comentarios