Clausurados los talleres de relajación de la Hoya de Huesca/Plana de Uesca

Se clausuran los talleres de relajación organizados por el Área de Acción Social de la Comarca Hoya de Huesca/Plana de Uesca en las localidades de Sesa y Siétamo. Estas actividades estaban especialmente dirigidos a personas cuidadoras y contaron con 32 participantes, todas ellas mujeres.

El Área de Acción Social de la Comarca Hoya de Huesca/Plana de Uesca ha clausurado los talleres de relajación impartidos entre los meses de enero y junio en las localidades de Sesa y Siétamo. El objetivo de esta actividad, englobada dentro del programa de talleres de Acción Social, era dotar a los participantes de técnicas y estrategias sencillas, fáciles y asequibles con las que liberar tensiones profundas y alcanzar estados de serenidad y armonía, por lo que eran especialmente recomendables para ser cursados por personas cuidadoras.

En el taller se han trabajado técnicas corporales y de respiración y relajación basadas en tradiciones vinculadas al yoga o el tai chi. Pilar Larrosa, del Centro Gaia de Terapias Alternativas, ha sido la profesional encargada de desarrollar estos cursos. Su amplia experiencia en este tipo de actuaciones avala los excelentes resultados obtenidos, habiendo con anterioridad colaborado en experiencias similares promovidas por Ibercaja, el Patronato Municipal de Deportes de Huesca o distintas asociaciones de la tercera edad.

Para este programa era fundamental que quienes lo realizaran adquirieran hábitos y descubrieran que poniendo en práctica pequeñas tareas encaminadas a cuidarse uno mismo se obtienen grandes beneficios y se logra una sensación placentera, la persona se siente bien consigo misma. La naturaleza de este objetivo hace que estos talleres fueran dirigidos al conjunto de la población, unido a que para su realización no se precisa ningún tipo de requerimiento físico ni habilidad especial.

En ambos grupos, el ambiente ha sido agradable y con excelente relación entre las participantes, todas ellas mujeres. En Sesa han participado veinte mujeres con una media de edad en torno a los setenta y cinco años y en Siétamo una docena de personas con edades comprendidas entre los cuarenta y los sesenta.

El taller de relajación ha tenido una duración de seis meses con una sesión semanal de dos horas cada una de ellas.

Comentarios