Monzón prepara una gran manifestación sobre Ercros

Ercros

Comisiones Obreras y Ugt están preparando una gran manifestación la próxima semana, posiblemente, el jueves día 12 de julio para volver a mostrar la oposición de la ciudad al cierre de Ercros. En esta manifestación se quiere involucrar a todo el tejido económico y social de Monzón. Con respecto a las negociaciones sindicatos con Ercros sobre el Plan de Mejora de la Eficiencia; la segunda reunión servía para recibir la documentación pedida sobre balances y resultados económicos y , posteriormente, la dirección escuchaba la opinión de los 18 centros que tiene el Grupo.

Tras la reunión no se aprecian cambios con respecto al Plan que pretende el cierre de cinco plantas del grupo y la amortización de 355 empleos hasta el 2010, entre ellos, 130 de Monzón y su planta. Estas medidas serán explicadas a los trabajadores de Ercros en doble asamblea este jueves. La Dirección no hacía ninguna manifestación con respecto a la opinión vertida por cada centro.

Los sindicatos insisten en conocer cuáles son los criterios que hacen que el principal problema del Grupo, que antes de la adquisición de Aragonesas (Aiscondel) ya los tenía, sea la planta de Monzón, que hasta hace unas fechas tenía un plan viable para seguir trabajando.

El Plan de Mejora de la Eficiencia plantea dieciséis actuaciones que comportan el cierre de las fábricas de Sant Celoni, Monzón, Silla, Catadau y Huelva; el cese de la producción de las líneas de fitosanitarios, clorato potásico, cloruro potásico y eritromicina base, todas ellas consideradas no estratégicas; y una reducción de 355 empleados, que equivale al 16% de la plantilla media de 2006, y mejoras de productividad en prácticamente todos los centros de la compañía.

Las centrales sindicales se oponen a los cierres anunciados y sólo están dispuestos a una reestructuración de la plantilla y búsqueda si hace falta de otros productos que sean rentables.

En el caso de Monzón los sindicatos mantienen como irrenunciables los siguientes puntos: quieren que Ercros mantenga la actividad en Monzón, no aceptan ninguna medida de tipo traumática, apuestan por impulsar nuevos proyectos dentro de un plan de reorganización tal y como la compañía les garantizaba hace escasamente unos meses y están dispuestos a negociar un verdadero plan industrial de futuro que garantice la continuidad de la fábrica.

Ercros desde que anunciara el Plan de Mejora hace unos meses ha ido cubriendo las etapas que se había marcado, la última ha sido suscribir una ampliación de capital, recursos que se quieren utilizar, en una gran parte, para costear el pago de indemnizaciones y cierre de plantas.

Comentarios