José Vilalta, en busca de su sueño: la cima del Broad Peak

José Vilalta, el montisonense, que forma parte de la expedición aragonesa 2007 al Broad Peak, escribe desde el campo base:

“Como si de un papel de calco se tratara, estamos aquí otra vez. Ha sido un paréntesis en nuestras vidas, Campo Base del Broad, la cordillera del Karakorum, otra vez Pakistán.

Esta empresa, este mi sueño es posible por el apoyo del Gobierno de Aragón, por el apoyo del ayuntamiento de mi pueblo, Monzón y por tu apoyo, Jesús, por el apoyo de tu empresa Hinaco.

Que ha cambiado del año pasado, los componentes del equipo lo primero; Carlos, Marta, Alberto y un servidor. La montaña esta cargada con mucha nieve y hay muchas zonas sin equipar con cuerdas fijas. Con Carlos ya hemos dormido en el campo 2, incluso le hemos dado un pegue hasta los 6900 metros, Marta y Alberto han dormido en el campo 1 y están completando su aclimatación. Igual que el año pasado, pero esta vez se lo pondremos mas difícil a la grieta, ya las hemos equipado con cuerda fija o como solemos decir los montañeros, una línea de vida, que bonito nombre.

Ya hace 28 días que salimos de casa, 16 días que estamos en el campo base, hace una semana que no para de nevar, tenemos la huella borrada, no sabemos si las tiendas de los campos de altura estarán bien, sacos de dormir, cocinas, comida, esterillas, todo. Tenemos la mochila en la tienda preparada para darle un tiento a esta montaña, pero no nos deja, el mono de plumas, las manoplas, las cámaras cargadas, la comida, con la longaniza y el chorizo de Mariano “ El Cortante “, todo para el ataque a cumbre. Tenemos la mejor combinación material, la ropa interior térmica de Artic, junto con la exterior de Trangoworld, las tiendas vertige de Ártiach y sus cálidos sacos de dormir. Tenemos de Domingo de Ortosport, las barritas energéticas, las bebidas energéticas, solo nos falta que una ventana de buen tiempo nos deje unos días para intentar la cumbre, pues el año pasado fue ella la que nos pego por todos los lados.

Ya se que te pido un sacrificio muy grande en casa otra vez, demasiado verdad, tres años seguidos y encima a Pakistan. Cuantas cosas me he perdido, que difícil de entender todo esto, sobretodo, recuerdas la noche de despedida, tengo cada una de tus lagrimas taladradas en mi corazón. Todo esto me esta enseñando que eres tu mi mejor cumbre, mi mejor conquista y mi mejor tesoro. Ya he cumplido una promesa que te hice, ya esta equipada la zona de grietas, falta otra ya lo se”.

Comentarios