Cartas al director : Patronal , mujer ,escuela

Luis Cavero Abadías. Secretario Provincial de FETE-UGT HUESCA.

Es curioso ver cómo se usa y se manosea el derecho de la mujer a la plena integración en la vida laboral.

La mujer tiene derecho propio por el mero hecho de serlo, sin que ningún patrono venga,ahora, a darnos lecciones de ello a quienes históricamente hemos defendido su igualdad de derechos, muchas veces frente a ciertas patronales.

Pero mezclar eso con los horarios escolares es confundir, es utilizarlas frente al derecho de los niños/as a estar con su familia.

Somos las Organizaciones de Trabajadores y Trabajadoras las que una vez más nos ponemos en vanguardia de los derechos sociales reclamando, para el bien de nuestros hijos e hijas, el derecho a una jornada laboral digna para las madres y los padres que les permita realizarse como personas, madres y padres además de como trabajadoras/es.

Y somos también las Organizaciones Sindicales las que ponemos el acento en el rendimiento escolar, conscientes una vez más de que no podemos rebajar los rendimientos escolares a costa de mantener encerrados más horas a los niños. Las niñas y también los niños, mujeres y hombres de mañana serán lo que la sociedad quiera, serán meras máquinas o serán personas trabajadoras, responsables y libres.

Pensad por un minuto en vuestros hijos, en vosotros cuando erais niños y niñas, en las necesidades de formación, disciplina, afecto y ocio que tiene un pequeño/a. Los centros escolares pueden ser instituciones en las que se oferte también ocio para nuestros jóvenes, deben y pueden ser un lugar acogedor para quien lo necesite, con personal capacitado para ello, pero…., ¿de veras ven Vds. todos y cada uno de los colegios como instituciones tutelares en las que la mayoría de nuestros hijos pasan horas y horas mientras papá y mamá tienen que estar atados a la cadena de la fábrica, o de la obra o de la oficina? ¿es ésta la escuela que quieren? ¿es ésta la sociedad que desean? Tiéntense la ropa antes de contestar y razonemos antes de lanzar propuestas vacías.

Comentarios