El PIR 2007 cierra con éxito tras convertir a Hecho en una fiesta

La comarca de La Jacetania y el Ayuntamiento de Hecho hacen un balance más que positivo del desarrollo de la undécima edición del Festival de Música y Cultura Pirenaicas. El Valle de Hecho ha vivido una intensa recta final del PIR que arrancaba el pasado viernes en esta localidad jacetana y que durante tres días ha sido un hervidero de música de calle, pasacalles y fanfarres distintas. El Festival cerraba esta domingo con la jornada más animada de todo el fin de semana y con una gran asistencia de público a los espectáculos organizados en la villa chesa.

El domingo, la atención de Hecho estaba en el frontón Lo Trinquete, donde el Club Lagunak de Barañain, de Pamplona, realizaba una exhibición de pelota a mano masculina y pala femenina. En Los Valles Occidentales de La Jacetania este deporte tiene una gran afición y ello se ha notado en las gradas de Lo Trinquete, que estaban casi llenas para ver ambos encuentros.

Los primeros en salir eran los franceses Boha Qui Pot. Una numerosa formación de bohas (gaitas de las Landas francesas) que ha llevado por las plazas y calles de Hecho la música de los Altos Pirineos franceses (Hautes-Pyrénées). A la vez, desde la plaza del Ayuntamiento, punto contrario desde el que han salido los Boha Qui Pot, la Fanfarre Arroitu Indarra del Roncal hacían su aparición. La música de charanga o de fiestas populares recorrían Hecho.

Los terceros eran los sorprendentes Ya Pas Dig, una formación venida de Tolousse que con sus ritmos caribeños y su carácter desenfadado y alegre han sido uno de los grupos más aclamados del PIR 2007. Justo cuando iniciaban su pasacalles, los bohares y los roncaleses llegaban a la plaza coincidiendo las tres formaciones y creando una auténtica fiesta en la plaza del consistorio. Viendo el gran ambiente y la altísima afluencia de público, un grupo catalán de percusión callejera, no incluido en el programa pero que estaban participando en el Mercado como artesanos, se animaba a coger sus instrumentos y, con permiso de la organización, recorrían las calles de Hecho intensificando la fiesta musical que la localidad estaba viviendo.

Por la tarde, la fiesta y la animación de público continuaba, si bien, debido al riesgo de tormentas, las actuaciones fijas, el Ttun-ttun de Isaba y Ustárroz, el Grupo Folklórico Val d’Hecho y La Ronda de Boltaña, eran trasladadas a la carpa de los conciertos nocturnos para evitar sus suspensión en caso de lluvia. El Grupo de Txistus de Isaba, en pasacalles, era el encargado de dirigir al numerosísimo público que estaba en Hecho hasta la pista polideportiva de la localidad, que estaba abarrotada para ver, además del Tutn-ttun, al grupo local de la villa (existe verdadera devoción en Hecho por su Grupo Folklórico) y para cerrar, junto a la Ronda (que ha participado en diez de las once ediciones del PIR que se han celebrado), un undécimo Festival de Música y Cultura Pirenaicas que desde la organización, la Comarca de La Jacetania y el Ayuntamiento de Hecho, ya se tacha de exitoso.

Los dos coordinadores del Festival, Abel Blasco por la comarca y Marta Marín por el consistorio, destacaban de la actual edición “el gran ambiente logrado en la calle gracias al planteamiento de llevar la fiesta, la música, a pie de calle, bajando de los escenarios”. En ese sentido, ambos llaman la atención sobre “la idoneidad de las escalares donde se han celebrado los recitales de Pardinilla y Unzu y el Trio Espinasse-Le Meur y la gran animación lograda esta mañana con todos los pasacalles y fanfarres”. En cuanto a grupos destacaban la sorpresa, por ser la primera vez que actuaban y la calidad ofrecida, a La Mal Coiffe y sus cantos a capella, Briganthya, que actuó la noche del viernes, y Ya Pas Dig, que ha hecho bailar a todo Hecho. Marta Marín también se mostraba muy satisfecha con, “la participación de los grupos locales, tanto el pasacalles de los Chotos, como la gran entrada del conciero de órgano y polifonía de Siresa y esta tarde con el Grupo Folklórico Val d’Echo”.

Abel Blasco comentaba “el buen ambiente que ha reinado y la gran afluencia de público de la tarde del viernes, cuando no suele ser lo habitual en el arranque del Festival”. También llama la atención sobre “la sencillez, la emotividad y el buen clima que hubo en la entrega del Truco a Ángel Gari”. Marta Marín, por su parte, incidía en “el alto número de exposiciones que ha habido, intentando encontrar a cada una su ubicación más, las más artísticas en Lo Pallar d’Agostín y las de patrimonio en el Museo Etnológico·. Marín se mostraba satisfecha también con el desarrollo del Mercado: “Estaba más integrado en el pueblo, los vecinos han estado muy contentos y han colaborado mucho con los mercaderes”. En general, “ha sido una edición exitosa, de gran animación en las calles, sin ningún problema ni incidentes, el tiempo ha aguantado y ha sido uno de los años en los que la programación ha estado más compensada y ha sido más abundante”.

Comentarios