La Oficina Comarcal de Consumo del Cinca Medio cambia de horario

Desde hace unas fechas, la Oficina Comarcal se trasladaba a la Oficina Comarcal de Turismo en la calle Blas Sorribas de Monzón, ahora desde la Comarca se informa que el horario de atención al público va a ser martes y jueves de 11 a 14 horas.

Las Oficinas son un servicio público gratuito de información para que todos podamos ejercer correctamente nuestros derechos. A través de las mismas se pueden plantear: quejas, reclamaciones, denuncias y consultas en cuestiones que tengan que ver en el ámbito del consumo. Las fórmulas para resolver las diferencias con el prestador del servicio o el establecimiento que ha vendido un producto son: Consulta, Queja, Denuncia o Reclamación.

La Consulta se realiza en la Oficina o Asociación y se contesta en el momento dando información sobre los derechos y obligaciones como consumidores o usuarios. La Queja es una explicación en la que se da a conocer la inquietud por un tema para que sea trasladado por la oficina o la Asociación a la Administración. La Denuncia supone reconocer que hay infracción y se pone en conocimiento directo de la Administración mediante las hojas de reclamaciones. La Reclamación es un paso más y en ella se pide una indemnización, pudiendo acabar en la solicitud de arbitraje.

En esta época la Oficina Comarcal de Información al Consumidor de Monzón, recomienda planificar las compras en el período de rebajas, y evitar las compras compulsivas, para evitar gastos innecesarios. Se aconseja comprar sólo lo que resulte imprescindible, evitando dejarnos seducir por los precios, como explica su responsable, Mercedes Álvaro.

Desde la Oficina Comarcal de Consumo recomiendan seguir unas pautas que pueden ser de mucha utilidad al consumidor en rebajas, como comparar los precios, o conocer que es posible cambiar cualquier producto, salvo que el comercio notifique que no se permiten cambios durante todo el año. Para ello, es necesario reclamar el ticket de compra.

Además, el cliente debe exigir que el comercio en el que se aprovecha de rebajas le ofrezca las mismas prestaciones que el resto del año y la misma calidad en sus productos. Pagar con tarjeta, hacer una devolución o un arreglo no tiene por qué cambiar en época de rebajas. El cliente no tiene menos derechos por adquirir un producto en rebajas, y es muy importante no confundirlas con saldos o liquidaciones, como explica Álvaro.

El pago con tarjeta de crédito es otro de los puntos que puede generar dudas en este período. Si el comercio acepta esta modalidad de pago durante todo el año, también debe permitirlo en rebajas.

Comentarios