La Comarca de los Monegros ha puesto en marcha un servicio de mediación intercultural

La Comarca de Los Monegros ha puesto en marcha un nuevo servicio de mediación intercultural que comenzó como experiencia piloto el pasado año en Grañén y este verano se ha extendido a Sariñena, dados los excelentes resultados del mismo. La contratación de la monitora árabe, Rachida Raihani, por parte de la Comarca de Los Monegros cuenta con financiación del departamento de Educación del Gobierno de Aragón y de la Dirección General de Trabajo e Inmigración del departamento de Economía, Hacienda y Empleo. Los objetivos principales del servicio son conocer la realidad de la mujer árabe en la zona, impartir clases de cultura árabe tanto a inmigrantes de este origen como a monegrinos autóctonos, apoyar a educadores de adultos en las tareas de enseñanza del español, así como el acompañamiento a mujeres de origen magrebí, que fundamentalmente son marroquíes, a los diversos recursos sanitarios, educativos y sociales.

Como explica el consejero comarcal de Acción Social, Álvaro Amador, “partiendo de esta experiencia previa que ha sido muy satisfactoria en cuanto a niveles de integración, así como de conocimiento intercultural, este mes de julio se ha ampliado la jornada de la monitora a dos días más a la semana, fechas en las que se presta el servicio en las oficinas de la Comarca en Sariñena”. Amador informa que “la labor se centra especialmente en la mujer de origen árabe que, dentro de la población inmigrante, es en el sector que se detectaron mayores problemas de integración intercultural”.

Rachida Raihani realiza una labor de acompañamiento a recursos sanitarios, educativos y sociales, así como a impartir clases de español durante el verano hasta que comiencen los cursos oficiales de Educación de Adultos en septiembre, tras las vacaciones. El objetivo fundamental es, según Amador, “conseguir potenciar al máximo la autonomía de estas mujeres en todos los ámbitos sociales, para que puedan desenvolverse por si solas cuando, por ejemplo, acudan al médico, a una tutoría de sus hijos en el colegio o a comprar; en definitiva, en todas las actividades cotidianas de la vida diaria, y el primer paso es el conocimiento del idioma español”. También se van a impartir este verano clases de árabe para todas las personas de la comarca que quieran apuntarse. Los días de servicio en Sariñena (Avenida Huesca, 24 pasaje) son los martes y jueves de 8 a 15 horas. En Grañén, lunes, miércoles y viernes (Avenida Ramón y Cajal, 7), de 9 a 13 horas y de 15 a 19 horas.

Comentarios