Pesimismo entre los trabajadores de Mildred

2005090606 mildred.jpg

El próximo lunes 16 de julio tendrá lugar la reunión entre los Administradores Concursales de la empresa Mildred Pauni, los sindicatos y el Comité de Empresa, donde se conocerá el futuro de la fábrica y de las 400 personas que trabajaban en ella. Una reunión que se afronta desde un pesimismo fundamentado ante la falta de empresas interesadas en la compra de Mildred.

A escasos días de conocer el desenlace final de la factoría Mildred, el pesimismo parece menoscabar las esperanzas del Comité de empresa y de los sindicatos. “Estos días se afrontan con nervios. La sensación es que la incertidumbre va desapareciendo, pero se convierte en tristeza. Se acomete esta situación con algo de pesimismo. Las buenas noticias se trasladan porque a los políticos les interesa la “foto”. Y aquí hay demasiado silencio. Vamos a esperar al lunes, aunque parece que las noticias no tienen porque ser buenas”, señala Arancha García Carpintero, de Comisiones Obreras.

Un pesimismo asentado en la incertidumbre y en una situación que se prolonga desde hace ya varios meses en los que se ha intentando negociar la compra- venta de Mildred. A finales de junio, se conocía la existencia de una empresa de capital extranjero interesada en Mildred. Pero, tal como señala Ángel Laguarta del sindicato UGT: “No tenemos información oficial alguna. Nos basamos en las extraoficiales que pueden inducir a error. Lo que parece ser es que hay una distancia que no es salvable entre el precio de compra y el precio de venta. La empresa compradora querría comprar por bastante dinero menos de lo que la Comisión liquidadora estaría dispuesta a vender. Si la administración puede hacer un esfuerzo, debería hacerlo”,

Los cerca de 400 trabajadores decidieron elegir la suspensión temporal de empleo de tres meses ante la certeza, según manifestaban la dirección de la empresa y el Gobierno de Aragón, de la compra de Mildred. El 4 de agosto se acaba este periodo de suspensión de empleo y no ha aparecido ningún comprador serio. Si en la reunión de este lunes entre los administradores concursales, sindicatos y Comité de Empresa, se certifica que realmente no hay ningún comprador, las cerca de 400 personas que trabajaban en Mildred acatarán el plan de extinción de empleo . En este plan de extinción de empleo se especifica que cobrarán 33 días por año trabajado, con un máximo del triple del salario mínimo interprofesional, sin un tope de mensualidades. Los bienes de Mildred, tanto el inmueble valorado en alrededor de 4 millones de euros como la maquinaría se liquidarían.

Mientras, ya son muchos los trabajadores que están buscando una salida laboral a su situación. Mientras, ya son muchos los trabajadores que están buscando una salida laboral a su situación. En concreto, cerca de 100 personas ya han encontrado trabajo en otra empresa, aunque el 50 por ciento de manera eventual.

La elecciones municipales han alargado más de lo debido el futuro de una de las factorías más importantes de Huesca y que daba trabajo a cerca de 400 personas.

Comentarios