Monzón muestra en la calle su oposición al cierre de la planta de Ercros

Unas tres mil personas salían a la calle para pronunciarse contra el cierre de la planta de Ercros en Monzón. La manifestación, convocada por UGT y CCOO y la Asociación de Empresarios de Comercio y Servicios de Monzón y Comarca partía de la plaza del Conservatorio Profesional de Música y desembocaba en la plaza Mayor, donde los convocantes daban lectura a sus manifiestos. Leídos por los representantes sindicales de CCOO y UGT en la comarca, José Manuel Riosalido y Juan José Santisteve, que coincidían en resaltar que hay que buscar una solución para la planta, pidiendo y exigiendo a Ercros medidas que no supongan el cierre y señalando al Presidente del Grupo, Antoni Zabalza, como el principal culpable de la situación de una empresa que hace unos meses tenía viabilidad. Santistesve demandaba a Marcelino Iglesias que interviniera y cumpliera el compromiso de la campaña electoral en el que decía que no se iba a cerrar.Representantes de los sindicatos y de todas las fuerzas políticas, además de los comercios de Monzón apoyaban en las calles a los 125 trabajadores de Ercros que ven peligrar sus empleos con el Plan de Mejora de la Eficiencia planteado por la dirección de la empresa.

“Monzón por su industria. No al cierre de Ercros” era el lema de la multitudinaria manifestación en la que se involucraba al tejido socioeconómico de la localidad. Durante el recorrido, se veían pancartas con lemas como “No quiero que mi padre se quede sin trabajo”, o “Alí Baba y los cinco ladrones” haciendo referencia al presidente del grupo, Antoni Zabalza.

Julián Lóriz, secretario regional de UGT, reconocía que la empresa debe recomponer su posición y mantener la actividad en Monzón, buscando una salida de redimensionamiento.

Para el secretario regional de CCOO, Julián Buey, una empresa no puede ser sólo un instrumento para generar recursos económicos, ya que debe cumplir su función social, en referencia a Ercros.

Apoyaban la manifestación representantes de todos los partidos políticos. El alcalde de Monzón, Fernando Heras, indicaba que la defensa de los puestos de trabajo de Ercros es una asunto de ciudad que compete a todos.

En la plaza Mayor terminaba la manifestación en la que José Manuel Riosalido de CCOO agradecía el apoyo de Monzón y pidiendo alternativas de futuro para la planta considerando el cierre un ataque directo a la ciudad. Asimismo, se acordaba de la planta de Sabiñanigo, que también se ve afectada en pérdida de puestos de trabajo.

Juan José Santisteve solicitaba al Gobiermo de Aragón y , en concreto, a Marcelino Iglesias, que cumpliera el compromiso electoral de evitar el cierre de Ercros Monzón , a la vez que criticaba la gestión de Antoni Zabalza y le exigía la aplicación de la solución que había para la planta de Ercros, recordando que con Aragonesas era rentable.

Para la diputada nacional del PSOE Teresa Villagrasa, el de Ercros es un problema que nos afecta a todos, por lo que “todos debemos pedalear para que el cierre no se haga efectivo”.

Rosa María Lanau, diputada del PP en la DPH y concejal del Ayuntamiento de Monzón, señalaba que hay que apoyar a los trabajadores de Ercros por ser una empresa de la que directa e indirectamente dependen muchas familias.

Para Adolfo Barrena, coordinador general de IU Aragón, es un despropósito la actuación de las multinacionales como Ercros, a las que no deberían permitirse beneficiarse de fondos públicos sin compromisos de responsabilidad social.

José Torralba, diputado de CHA en las Cortes de Aragón por Huesca, espera que la manifestación sirva para que la empresa reconduzca su posición y se puedan mantener los empleos en la localidad.

También se encontraba la diputada, Elisa Sanjuán, y concejales como Miguel Aso de IU, Joaquín Palacín de Cha, Joaquín Paricio, Carlos Dueso y Adelardo Sanchís del Psoe.El concejal del PAR en el Ayuntamiento de Monzón, Javier Vilarrubí reconocía que hay que movilizarse y estar con las familias afectadas y presidente de Ceos Cepyme Cinca Medio.

Monzón se paralizaba para apoyar a los 125 trabajadores de la planta de Ercros en la localidad, que se verán afectados en el horizonte de 2010 por el Plan de Mejora de Eficiencia de la Empresa. Un plan que plantea, entre otros puntos, el cierre de cinco centros de trabajo del grupo, entre los que se encuentra Monzón y la amortización de 355 empleos. La empresa parece firme en sus planes para Monzón, mientras que desde el comité de empresa de Ercros Monzón quieren que Ercros mantenga la actividad en la localidad, no aceptan ninguna medida de tipo traumática, apuestan por impulsar nuevos proyectos dentro de un plan de reorganización y están dispuestos a negociar un verdadero plan industrial de futuro que garantice la continuidad de la fábrica.

El comercio y la hostelería se sumaban a la convocatoria. Ceos Cepyme Cinca Medio, no ha apoyado como organización la manifestación siguiendo instrucciones de la CEOE, aunque muchos empresarios apoyaban la marcha a título particular, así como su presidente, Javier Vilarrubí.

Al final las dos pancartas " Monzón por su industria" y " No al cierre de Ercros" quedaban colgadas en los balcones del Ayuntamiento en recuerdo de la lucha abierta para evitar la clausura de la planta.

En otro ordende cosas, Marcelino Iglesias, presidente del Gobierno de Aragón, en declaraciones sobre Ecros Monzón, señalaba que se encuentra preocupado y un poquito estafado ya que no entiende cómo desde Ercros se solicita la colaboración en la inversión de siete millones de euros en la fábrica monzonera y ahora amenaza con su cierre.

Comentarios