Vender la unidad productiva, nuevo reto en Mildred

2005090606 mildred.jpg

El nuevo objetivo en la crisis de Mildred, una vez que se llega a la extinción de los puestos de trabajo, es conseguir la venta de la unidad productiva o fabril, esto es, vender las instalaciones como un todo, no de forma individualizada las naves, la maquinaria,… Es algo en lo que coincide tanto el Gobierno de Aragón como la propiedad y los sindicatos. Así lo apuntaba en la mañana de este martes el consejero de Industria del Ejecutivo autónomo, Arturo Aliaga.

Audio sin título

Aliaga dice que se ha hecho todo el esfuerzo posible desde el Gobierno aragonés para conseguir una resolución satisfactoria a la crisis abierta hace cinco meses. Insiste en que los contactos y las negociaciones han sido constantes, enviándose toda la información a los administradores concursales.

Luis Périz, representante de la propiedad de Mildred, apunta que ahora se va a la extinción del contrato de trabajo y continúa la negociación concursal (con ocho meses de plazo), para ver si se puede reanudar la actividad y para intentar cubrir las demandas económicas de los acreedores.

Périz dice que hay que intentar vender las instalaciones de Mildred en su conjunto, como unidad fabril. No se puede entrar en una venta de naves, maquinaria,… todo por separado.

El presidente del área de Desarrollo del Ayuntamiento de Huesca, Fernando Lafuente, reconoce que era sabida la situación delicada por la que pasaba la empresa. Incide en los esfuerzos que se han realizado desde el Departamento de Industria del Gobierno de Aragón para encontrar una solución y pone el Ayuntamiento a disposición de los trabajadores para apoyarles en su reorientación profesional.

Lafuente considera que el Ayuntamiento de Huesca tiene ahora que mirar al futuro, a corto y a largo plazo, reactivando el movimiento industrial de la ciudad.

Comentarios