Cartas al director: "Nos sentimos diferentes"

Asamblea de trabajadoras de limpieza del Hospital de Jaca.

Delegada de CC.OO. Mª Ángeles Betrán Ferrer

Somos un grupo pequeño de trabajadoras del “Centro de Alta Resolución Pirineos”, más popularmente conocido como Hospital Comarcal de Jaca.

Pertenecemos al servicio de limpieza de dicho centro, y mediante esta comunicación queremos dar a conocer al lector nuestra situación laboral, y explicar porque nos sentimos diferentes.

Como es ya sabido, siempre que se habla a cerca del Hospital de Jaca y sus problemas, se menciona al colectivo sanitario y sus diferencias laborales con el resto de hospitales. Pero además del personal sanitario, en este centro trabajamos otras muchas personas, que no somos sanitarios, pero que nuestra labor es igual de importante y necesaria para el correcto funcionamiento diario del centro asistencial.

Cuando hablamos de dicho personal, nos referimos, por ejemplo, al servicio de lavandería o el de cocina, el personal de mantenimiento y, como no, el servicio de limpieza, que bien entrelazados y organizados, forman un único eslabón para tener un funcionamiento correcto del hospital en el día a día.

El servicio de limpieza lo componemos una plantilla de trabajadoras muy reducida mediante el cual debemos prestar servicio 24 horas, afanándonos en nuestras tareas, manteniendo el centro en las mejores condiciones higiénicas; pero no sentimos tristes y, sobre todo, DIFERENTES. ¿Por qué?.

Porque aún realizando el mismo trabajo que las limpiadoras de cualquier otro hospital, nuestro salario es notablemente inferior a ellas.

Esto, principalmente es debido a que pertenecemos al “Convenio de Limpieza de Edificios y Locales”, pero trabajamos en un Hospital.

¿A que les suena esto?. Precisamente a música celestial, no.

El Departamento de Salud y Consumo del Gobierno de Aragón, no exige en los pliegos de adjudicación a las empresas de limpieza que apliquen el Convenio de Limpieza de Centros Sanitarios y estas empresa aplican el Convenio mas bajo, el de Edificios y Locales, por el que el Gobierno se ahorra unos miserables euros por trabajadora.

Después de contarles esto seguro que entienden un poco mejor porque nos sentimos tan solas y DIFERENTES. Estamos allí, trabajando día a día pero no como en cualquier otro Hospital.

Permanecemos y hemos permanecido durante mucho tiempo sin hacer ruido, pero pretendemos, de una vez por todas, dar a conocer nuestra situación y esperar a que la gente de la calle lea esto y piense lo mismo que nosotras pensamos, que esta situación “Ni puede ser así, ni debe seguir así”.

Sólo pedimos que se nos reconozcan legalmente nuestros derechos, puesto que nuestras obligaciones son ampliamente sabidas por todas nosotras y sobradamente cumplidas todos los días.

Sólo pedimos que se reconozca nuestra situación y ser tratadas como el resto de trabajadoras de cualquier otro Hospital, es decir, ser consideradas trabajadoras del servicio de limpieza de Hospitales y pertenecer al convenio que realmente regula nuestros puestos de trabajo, ajustándonos al salario que marca dicho convenio, para así no sentirnos diferentes y sí, INTEGRADAS.

Porque como resulta lógico decir: A MISMO TRABAJO, MISMO SALARIO.

Comentarios