El Gobierno de Aragón reconoce que es muy complicado que alguien compre Mildred

reunión Mildred

Gobierno de Aragón, Ayuntamiento de Huesca y trabajadores de Mildred mantenían en la tarde de este jueves un encuentro en la Delegación Territorial del Gobierno autónomo. El consejero de Economía, Alberto Larraz, reconocía que es muy complicado que se pueda producir la compraventa de las instalaciones de Mildred, incluso ahora sin trabajadores (se ha llegado a la extinción de los 365 contratos, el resto hasta 398 eran contratos eventuales extinguidos con anterioridad).

De esos 365 trabajadores afectados por el cierre de Mildred y de Pauni, un total de 86 han encontrado ya trabajo. Se va a hacer un seguimiento mes a mes de la situación laboral del resto.

El Gobierno de Aragón va a trabajar en cuatro frentes: intermediación entre los administradores concursales y las posibles empresas que pudieran interesarse por la compra de Mildred; recolocación en otras firmas a través de formación y autorización personal; búsqueda de nuevas empresas para Huesca que sustituyan el tejido industrial perdido a raíz del cierre de Mildred; e informar a los agentes sociales y a la opinión pública de todo el proceso que afecte a las empresas y a los trabajadores de Mildred-Pauni.

Hay dos plazos de trabajo: a corto plazo la recolocación de los empleados de Mildred y a largo plazo la industrialización de Huesca; para ello es fundamental, por ejemplo, la Plataforma Logístico-Industrial Huesca Sur, tal y como reconoce Arturo Aliaga, consejero de Industria.

En la misma línea se mueve el Ayuntamiento de Huesca. El alcalde, Fernando Elboj, apunta que se va a intentar que los empleados afectados puedan conseguir trabajos cualitativamente mejores.

Elboj anuncia que hará lo que le mande la Comisión de Desarrollo del Consistorio respecto a la movilización del jueves, 26 de julio, por la industrialización de Huesca. Fernando Lafuente, presidente de esta área municipal, apunta que el Ayuntamiento secunda la movilización e invita a la ciudadanía a participar en ella; añade que, no obstante, hay que analizar el manifiesto que se quiera leer, ya que no sería lógico que el Ayuntamiento estuviera allí si el texto va dirigido a esta institución.

Mucha desazón y hastío mostraba en la tarde de este jueves María José Berdiel, portavoz del comité de empresa de Mildred. Agradece por un lado el esfuerzo realizado por el Gobierno aragonés y lamenta que Huesca no haya respaldado hasta la fecha las movilizaciones convocadas; cree que no cambiará mucho la cosa para el próximo jueves. Este viernes a las 10:30 horas hay convocada una asamblea de trabajadores en el salón de actos de Cruz Roja Española en Huesca.

El encuentro de la tarde de este jueves servía también para analizar las negociaciones habidas en los últimos meses en la búsqueda de un comprador. Estaban presentes representantes de los sindicatos UGT, Comisiones Obreras y USO. Ángel Laguarta, secretario provincial de UGT, apunta que ha habido muchas empresas que han querido conseguir un chollo en Huesca, ofreciendo un millón de euros por Mildred, una cifra muy reducida.

Los sindicatos creen que va a costar mucho trabajo y tiempo conseguir la recolocación de todos los empleados que ahora se han quedado en la calle, tal y como reconoce Arancha García Carpintero, secretaria general de la Unión Comarcal de Comisiones Obreras en Huesca.

Comentarios