Monzón pasa el testigo del encuentro de danzas aragonesas a Binéfar

El III Encuentro de Danzas Aragonesas (las dos primeras ediciones se celebraron en 2005 y 2006 en Esplús y Albelda, respectivamente) reunió el sábado en el auditorio al aire libre “La Azucarera” al grupo “San Roque” de Albelda, el grupo “San Vicente” de Esplús, la Escuela Municipal de Folklore de Binéfar, el grupo “L´Orache” de Monzón y uno formado para la ocasión por miembros del Grupo Folklórico “Nuestra Señora de la Alegría”. Los músicos ocuparon el escenario y los danzantes la "plazoleta" del auditorio. Buena entrada de público. . El Encuentro de 2008 lo organizará la Escuela Municipal de Binéfar.

El objetivo de esta cita folclórica es "rescatar del olvido, propagar y mantener vivas" las danzas de las tres provincias aragonesas que para el gran público están en un segundo plano por el protagonismo principal de la jota, sin duda el baile por excelencia de Aragón. Este tipo de danzas, en general menos exigentes que las jotas en el aspecto "físico", vienen como anillo al dedo a los folkloristas de cierta edad que ya no están en condiciones de dar grandes saltos y no renuncian bailar. Miguel Ángel Gervás, profesor de música de los cuatro grupos, y Salvador Fierro y Ana Meler, profesores de baile, han empujado esta iniciativa que se gestó en Esplús y tuvo continuidad en Albelda.

En el aspecto estrictamente cultural, hay que destacar el papel de "reanimador" de las tradiciones y del folklore más ancestral que juega el Encuentro. En el auditorio se vieron, por ejemplo, el “Traspunteau” del valle de La Fueva que bailaban los pastores y tiene reminiscencias celtas; la “Jota del Pollo” de Albalate del Arzobispo (Teruel) en la que cada pareja baila como le place, una es elegida como la mejor y ello obliga a las demás a seguir sus pasos; y el “Polinario” de Fabara (Zaragoza).

Comentarios