Erradicar la pobreza, un objetivo de Ayuda en Acción compartido por más de 800 oscenses

Huesca, según apunta Ayuda en Acción, sigue apostando fuerte por la solidaridad y se une al objetivo de Ayuda en Acción: apoyar a las comunidades más desfavorecidas con programas de desarrollo integral a largo plazo que promueven actuaciones en educación, salud, infraestructuras, iniciativas económicas, financieras, seguridad alimentaria y construcción de ciudadanía. El número de donantes y colaboradores con la Organización ha crecido durante el último año en esta provincia hasta alcanzar la cifra de 800 socios, que han decidido unirse al trabajo de 26 años de compromiso solidario.

De estos 800 oscenses, 655 han optado por el apadrinamiento de niños y niñas en alguno de los 108 proyectos de desarrollo que Ayuda en Acción impulsa en América, Asia o África. El apadrinamiento permite poner en contacto la realidad de diferentes pueblos a través del conocimiento personal de un niño y su entorno. Con la aportación de los padrinos y las madrinas no sólo se contribuye a mejorar las condiciones de vida de un niño o niña y su familia, sino que se colabora en un programa de desarrollo que mejora las condiciones de vida de la comunidad.

El socio colaborador, por su parte, hace posible el apoyo a actividades concretas. En la actualidad Ayuda en Acción impulsa con su aportación seis proyectos de diferente naturaleza en Alto Beni (Bolivia), Yancana Huasy (Perú), Teresa de los Andes (Bolivia), Kukra Hill (Nicaragua), Amanc (México) y el programa Estrategias para la Acción (SFA) con población afectada por el sida en Malawi.

La labor de los Grupos de Voluntariado resulta fundamental para difundir el trabajo que desempeña Ayuda en Acción y están abiertos a todas las personas interesadas en colaborar con nuestra Organización. En la actualidad, 67 Grupos de Voluntariado, unas 1.200 personas, distribuidos por todo el territorio nacional dan a conocer el trabajo de Ayuda en Acción a la sociedad española. Los voluntarios de Ayuda en Acción aportan su esfuerzo personal, su ilusión y parte de su tiempo libre para la realización de actividades de difusión. Asimismo, nuestros grupos promueven acciones de recaudación de fondos, que año tras año, permiten financiar varios de nuestros proyectos de cooperación.

Sólo en el último año, las acciones de nuestros voluntarios y voluntarias permitieron recaudar más de 235.000 euros, que se destinaron a diferentes proyectos

Rendición de cuentas, un principio que rige la gestión

Según se explica en una nota “nuestra norma es la austeridad y el rigor en el uso de los recursos, actuando siempre con transparencia ante nuestros socios, las comunidades, las organizaciones del Sur con las que trabajamos y la sociedad en general. Por ello anualmente rendimos cuentas ante el protectorado de Fundaciones del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, nos sometemos a una Auditoría de Cuentas, realizamos una Memoria de Actividades, presentamos nuestras cuentas ante la Agencia Española de Cooperación (AECI) y ante la Oficina de Ayuda Humanitaria de la Comisión Europea (ECHO) y realizamos auditorías externas a la finalización de cada convenio. También desde el año 2002, nos sometemos voluntariamente a la auditoría de la Fundación Lealtad. Ayuda en Acción, como miembro fundador de la Coordinadora de ONG para el Desarrollo de España, CONGDE, está sujeta al Código de Conducta de la Coordinadora”

Ayuda en Acción, que nació con el fin de favorecer cambios estructurales para la erradicación de la pobreza y la injusticia en el mundo, trabaja desde hace 26 años junto a las comunidades más desfavorecidas; 26 años que han hecho posible que hoy contemos con más de 190.000 colaboradores, gracias a los que trabajamos, en 108 programas de desarrollo que benefician a más de tres millones de personas en 21 países de Asia, África y América.

Comentarios