IU propone recuperar los nombres de pueblos desaparecidos en nuevas calles de la ciudad

El grupo municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Huesca va a presentar en el próximo pleno del concejo oscense una propuesta en la que plantean que se utilicen nombres de pueblos desaparecidos o que han ido quedando deshabitados en la provincia de Huesca, para denominar a las nuevas calles que están surgiendo con el crecimiento de la capital oscense.

La provincia de Huesca, ha visto desaparecer a lo largo de la segunda mitad del pasado siglo, un gran número de poblaciones en prácticamente todas sus comarcas. Las circunstancias que dieron lugar a este fenómeno de despoblación, han sido abundantemente analizadas desde las perspectivas de la historia social, económica y política de Aragón. Sin embargo, en pocas ocasiones, desde el ámbito institucional se hace un reconocimiento explícito de las consecuencias que dicho fenómeno tuvo en las vidas de todas aquellas personas que por unos u otros motivos hubieron de abandonar sus lugares de nacimiento. Desde Izquierda Unida se considera que la desaparición de dichos pueblos no debe implicar su olvido definitivo en la memoria colectiva de los aragoneses, pues bien al contrario, forman parte importante de nuestra historia y de nuestra cultura.

Para esta formación de izquierdas, una idea que contribuiría a mantener vivos en la memoria a estos pueblos y a sus antiguos habitantes, sería utilizar los nombres de estas poblaciones desaparecidas en la nomenclatura de las nuevas calles en Huesca. Huesca, como capital de provincia, es la ciudad que más número de calles nuevas puede proporcionar, recuperando el mayor número de nombres de estas poblaciones. Para completar la información, dice IU, sería ilustrativo acompañar subtitulando el nombre de la calle, la zona geográfica dónde dichas poblaciones se ubican. -Ejemplo: Burgasé (Solana de Fiscal. Comarca de Sobrarbe)-.

 

También, en la dirección de mantener presentes elementos histórico-culturales relevantes, en este caso, locales, Izquierda Unida considera que subtitular con los nombres tradicionales y populares aquellas calles de Huesca que lo tienen y que son muchos de ellos todavía utilizados por la ciudadanía oscense, podría contribuir a ello. –Ejemplo: Ramiro el monje (antigua Correría)- Ya en la legislatura 91-95 se aprobó una moción al respecto y Julio Brioso elaboró un estudio recopilando esos nombres populares del callejero oscense, que podría ser utilizado en esta ocasión.

Comentarios