La Orquesta Sinfónica de Monzón sólo necesita conciertos

Ya están los músicos( ochenta y uno de toda España), ya están los apoyos de los patrocinadores ( Patronato de Cultura, Bricolux, Griñó y Horpisa) y ya está fecha del debú ( el día 25 de agosto en el Auditorio San Francisco), por lo que la Orquesta Sinfónica de Monzón (OSMO) sólo le resta el completar su calendario de actuaciones, en el que se está trabajando según Elisa Sanjuán, presidenta del Patronato Municipal de Cultura.

La primera orquesta joven de la comunidad aragonesa tiene su sede en el Conservatorio Profesional de Música, pero está desligada administrativamente del Centro. Sergio Guarné, director Técnico de la Osmo, agradecía a los patrocinadores la colaboración ofrecida a este proyecto único y anunciaba que a partir del día 19 de agosto se comenzará a preparar el primer concierto con obras de Schubert, Mozart y Bizet.

El patrocinio firmado este martes es para dos años, aunque las empresas han expresado su intención de seguir en el proyecto. Así Ramón Bestué, de Horpisa, manifestaba que era una forma de iniciar la nueva etapa de la empresa, solventados los problemas de los últimos años, y en la que se busca una mayor presencia en la sociedad de Monzón.

Por su parte, Miguel Pérez de Bricolux, empresa que se encuentra en Monzón desde el año 94 es una forma de agradecer a la ciudad su acogida y expresaba su convencimiento por el que la Orquesta iba a tener éxito y su empresa no les iba a fallar.

En nombre de Griñó, firmaba el patrocinio, Joaquín Palacín, quien señalaba que las empresas deben devolver a la sociedad en la que están parte de lo que la sociedad les da a ellos.

La ilusión preside el proyecto de la Orquesta Sinfónica que espera se sucedan sus conciertos, tras su presentación oficial en agosto y que en Navidad pueden ser muchos más.

Comentarios