La comisión de alcaldes propone una reunión entre ambas diócesis para encontrar una solución al conflicto de los bienes

La celebración de una reunión en Roda de Isábena entre el obispo de Barbastro-Monzón, el Administrador Apostólico de Lérida y los alcaldes, la posibilidad de denunciar el concordato, e intentar alcanzar acuerdos entre ambas diócesis, son los principales acuerdos a los que ha llegado la comisión de alcaldes que mantenía una reunión en Tamarite de Litera. En el encuentro participaban Francisco Mateo, Ramón Miranda, María Teresa Font y Alberto Lamora, alcaldes de Tamarite de Litera, Graús, Zaidín e Isábena. Ramón Miranda afirmaba que “no podemos ni queremos soportar más como sociedad este conflicto. No estamos dispuestos a soportarlo más años y queremos que se solucione y terminen las maniobras dilatorias”.

El motivo de la reunión eran las recientes declaraciones que realizaba el Administrador Apostólico de Lérida en las que afirmaba que las piezas no se moverán de Lérida hasta que el Tribunal de la Rota se pronuncie sobre la propiedad de las mismas. Ramón Miranda explicaba que Salinas ha indicado que las piezas están sujetas a la legislación civil catalana por lo que la Iglesia Católica actúa de dos formas: En unas ocasiones quiere que el concordato se cumpla y en otras no tiene validez. Miranda adelantaba la posibilidad de denunciar el concordato.

Ramón Miranda destacaba que desde el mes de marzo no habían generado ninguna noticia debido a la carta que habían enviado al Papa, de la que no han recibido respuesta, al mismo tiempo que la proximidad de la elecciones autonómicas y municipales había paralizado las reuniones para no generar ninguna polémica. La comisión de alcaldes tiene la intención de convocar a los máximos responsables de ambas diócesis en Roda de Isábena con el objetivo de propiciar un acuerdo en este asunto, según confirmaba Ramón Miranda.

La comisión de alcaldes es partidaria de alcanzar acuerdos, independientemente de cómo evolucione el asunto en los próximos meses, de forma negociada, tal y como también coincide el alcalde de Lérida. Los alcaldes han sido partidarios de no agotar la vía jurídica y de alcanzar acuerdos de pacto.

Comentarios