Apoyo total de los socios a la gestión de la junta directiva de la SD Huesca

Se llenó el Salón de Actos de la Cámara de Comerció con unos 140 socios que acudieron a conocer el balance de gestión de una temporada en la que la SD Huesca ha roto todos los registros. Al margen de lo deportivo, el balance económico ha sido positivo con un superávit de 79.740 € que ha permitido reducir la deuda del club y dejarla en 100.000 €. El presupuesto para el año que viene aprobado será de 1,6 millones de euros y además los socios conocieron el proceso de puesta en marcha de la Fundación Alcoraz.

Las cuentas cuadran y el año pasado se iniciaba con un déficit de 180.430 € que se ha conseguido reducir gracias al buen año que ha vivido la entidad azulgrana que tuvo finalmente unos ingresos esta campaña de 1.093.387 €, 84.000 € por encima de lo presupuestado. Aspectos como la publicidad, taquillas y el merchandising se han superado con creces, siendo las partidas que más beneficio han generado.

Aunque el balance está realizado a 30 de junio, hay algunas cuestiones de la deuda que se han ido solventado en los días que llevamos del mes de julio y el Huesca además de tener una buena salud económica tiene liquidez, lo que le permite afrontar los gastos más inmediatos sin excesivos problemas.

En el presupuesto de la campaña 07/08 destaca el gasto de personal con 660.000 € y en los ingresos se ha buscado un equilibrio para seguir manteniendo una misma línea y que esta temporada ha dado buen resultado. El objetivo es amortizar parte de los 100.000 € que quedan de deuda y conseguir el 1.60.709 € que figuran en el presupuesto.

Los socios aprobaron las cuentas y dieron el visto bueno también al aumento de las cuotas y a las variaciones que la junta directiva propuso. También se aprobaron cuestiones que tienen que ver con el Día del Club o los precios de la Copa del Rey, esperando poder llegar lo más lejos posible en esta competición. El asesor de la junta, José Antonio Martín “Petón” también explicó que lo deportivo no es una ciencia exacta y que se está intentando configurar un equipo para poder seguir creciendo deportivamente, realizando gestiones que beneficien al Huesca y no supongan esfuerzos que luego se puedan pagar.

Posteriormente, tanto Petón como Carmelo Castanera explicaron la situación del proceso de puesta en marcha de la Fundación que como se dijo “ya es una realidad”. Ahora hay que poner en funcionamiento la maquinaria para conseguir el objetivo que se busca con esta iniciativa que tiene que ser el apoyo que se necesita para poder alcanzar cotas mayores en un futuro. Sobre el tema del campo se recalcó una vez más que la SD Huesca es el titular del campo del Alcoraz y que se está trabajando en como pasar la propiedad a la Fundación sin que eso conlleve ningún riesgo que pueda repercutir en el campo. Petón también anunció que el proyecto de remodelación está recibiendo muchos apoyos de las instituciones y que todo va por el buen camino.

Excepto un incidente con un letrado que representaba a los socios, Jesús Viñuales, Juan José Rodellar y Miguel Lalaguna, el resto de la asamblea discurrió sin ningún tipo de problemas y en ruegos y preguntas se abordaron cuestiones que tenían que ver con el campo del Alcoraz. El gerente Raúl Ojeda volvió a insistir que las deficiencias de la instalación obligan a tener que ser pacientes en algunas cuestiones. De hecho la asamblea comenzó con una petición de disculpa a lo socios por las incomodidades de los partidos del play-off ante Palencia y Córdoba. También se confirmó que el Huesca B no sigue en 1ª Regional y que los equipos base pasan a depender de la Fundación lo que sin duda es un paso importante para mejorar la estructura.

Comentarios