Sobreseimiento y archivo de la causa incoada por la compraventa de los terrenos del polígono "Valle del Cinca" de Barbastro

Terrenos

El juez de instrucción del juzgado número uno de Barbastro ha archivado la causa seguida por la compraventa de los terrenos del polígono industrial “Valle del Cinca” de Barbastro. El juez ha seguido las consideraciones del Ministerio Fiscal y ambos entienden que no consideran debidamente acreditada la perpetración de delito alguno. El Partido Popular presentaba a principios de este año una denuncia en el juzgado de instrucción de Barbastro por posibles irregularidades en la compra de terrenos industriales por el ayuntamiento de la ciudad.

El juez en el auto desgrana los tipos delictivos denunciados, hasta cinco, y concluye que no se da ninguno de los requisitos establecidos en los mismos. Se remite a la jurisdicción civil en cuanto a la parte de la finca que aparecía catastrada a nombre de una tercera persona. El juez en su auto emplea términos como “nadie puede seriamente pensar inconsistencia de la tesis del abultamiento del precio (pelotazo)……..”Es de todo punto inaplicable”…..”Es incompatible”…..”Se han respetado todas las garantía legales de publicidad”……..”Sin duda es de una espectacularidad que sorprende a simple vista”, refiriéndose al exceso de cabida de la finca de esa tercera persona. “Lo cual excluye la posibilidad de venta dolosa de cosa ajena, lo cual es un disparate insostenible”. El juez destaca que “sólo la intervención titular entiende, no sin ciertas reticencias, que los defectos eran suficientes para paralizar cuando buena parte de ellos son subsanables o incluso han sido subsanados y carecen de la entidad necesaria para su enjuiciamiento en vía penal”.

El año pasado el ayuntamiento de Barbastro considera la necesidad de adquirir terrenos para poder proporcionarlos a las industrias interesadas en instalarse en la ciudad, y solicita una subvención al Gobierno de Aragón, que le comunica el 4-10-2006 que concede trescientos mil euros con los que adquiere ciento cinco mil metros cuadrados, mientras que contempla en el presupuesto municipal de este año una cantidad similar para comprar el resto del terreno de la sociedad “La Paúl y San Martín”. Después de los correspondientes informes y trámites el 30-noviembre-2006 los propietarios y ayuntamiento aceptan el acuerdo y la opción de compra del ayuntamiento para el resto del terreno, y el 5-12-2006 firman la escritura.

El alcalde de Barbastro, Antonio Cosculluela, defendía siempre la legalidad de la compra de suelo industrial, al mismo tiempo que señalaba que el expediente era correcto en cuanto a la tramitación municipal. Antonio Cosculluela destacaba en su momento la legalidad y aseguraba que el precio de compra había sido “inmejorable” muy por debajo del valor catastral .

Javier Blecua, propietario de los terrenos, ha explicado una vez conocida la sentencia que “deja las cosas claras para los que no querían verlas”, al mismo tiempo que ha defendido que la “operación era beneficiosa para el ayuntamiento”.

Tanto la defensa del alcalde de Barbastro, la abogada Cristina Ruíz Galve como el abogado del ayuntamiento, Juan Monclús Fraga, han expresado su satisfacción por esta resolución, mientras que Antonio Cosculluela prefiere guardar silencio.

Comentarios