Ercros provisiona el Plan de Mejora de Eficiencia que supone el cierre de Monzón

Ercros

El Grupo ha hecho publico el registro de sus cuentas semestrales que contienen un gasto de 25, 8 millones de euros a cuenta del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que en estos momentos está negociando con los sindicatos en el marco del Plan de Mejora de la Eficiencia (PME) y una pérdida por baja de activos debido al cierre de fábricas contemplado en el PME de 21, 6 millones de euros. El efecto total de estas dos partidas es un resultado negativo de 47,4 millones de euros, que incide de forma significativa en la cuenta de pérdidas y ganancias del primer semestre de 2007.

Según el comunicado de Ercros, es importante señalar que el registro de dichos gastos no ha tenido impacto sobre la deuda de la sociedad a 30 de junio de 2007, y que las salidas de caja solo se producirán a medida que el ERE se vaya ejecutando. De hecho, la tasa de endeudamiento financiero

(deuda financiera neta como porcentaje del patrimonio neto) pasa del 71,0% a 31 de diciembre de 2006 al 23,4% a 30 de junio de 2007, nivel que asimismo irá aumentando con la ejecución del ERE. Con esta provisión, Ercros ha registrado todo el coste estimado del PME. En los próximos ejercicios este coste se verá compensado por los resultados positivos derivados de las mejoras de productividad que se prevé obtener una vez implantado dicho plan.

Otra característica a reseñar de estas dos partidas es su carácter no recurrente y, por tanto, su falta de incidencia sobre los resultados ordinarios de la compañía, que están experimentando una evolución favorable a lo largo del año.

Si se excluye el efecto del PME, el beneficio final del segundo trimestre ha

sido de 1,5 millones de euros, significativamente por encima de la pérdida de 2,6 millones registrada en el primer trimestre. Sigue pues existiendo una pérdida de 1,1 millones para el conjunto del semestre, pero la tendencia es claramente al alza con una mejora de resultados ordinarios entre el primer y segundo trimestre de 4,1 millones de euros.

El primer semestre de 2007 ha sido también particularmente bueno en materia de generación de caja. Concretamente, y con independencia de los recursos aportados por la ampliación de capital, los flujos netos de efectivo procedentes de las actividades operativas de la compañía han sido de 30,8 millones de euros, frente a un consumo neto de caja de 14,6 millones en el ejercicio 2006.

Cabe recordar que en el caso de Monzón, los tres representantes sindicales que están en esa mesa, mantienen como irrenunciables los siguientes puntos: quieren que Ercros mantenga la actividad en Monzón, no aceptan ninguna medida de tipo traumática, apuestan por impulsar nuevos proyectos dentro de un plan de reorganización tal y como la compañía les garantizaba hace escasamente unos meses y están dispuestos a negociar un verdadero plan industrial de futuro que garantice la continuidad de la fábrica.

El Plan plantea dieciséis actuaciones que comportan el cierre de las fábricas de Sant Celoni, Monzón, Silla, Catadau y Huelva; el cese de la producción de las líneas de fitosanitarios, clorato potásico, cloruro potásico y eritromicina base, todas ellas consideradas no estratégicas; y una reducción de 355 empleados, que equivale al 16% de la plantilla media de 2006, y mejoras de productividad en prácticamente todos los centros de la compañía.

Comentarios