El alcalde de Monzón aclara a Ercros la situación de los terrenos de la compañía

2004080202 fernando heras.jpg

El alcalde de Monzón, Fernando Heras ha dado cuenta de los detalles del encuentro mantenido el lunes con el presidente de Ercros, Antoni Zabalza en la junta de portavoces a la que han acudido representantes de todos los grupos con representación municipal. La reunión con el presidente de la compañía se celebraba con el fin de clarificar cuestiones relativas a los terrenos que circundan las instalaciones del grupo en el polígono “La Armentera” después de que una consultora encargada por Ercros valorara estos terrenos, solicitando información sobre éstos al Ayuntamiento.

Fernando Heras ha señalado que la respuesta de Zabalza fue que la compañía no tiene ninguna intención de especular con los suelos de la Armentera, y que Ercros realizó esa valoración por razones contables.

Heras ha recordado sobre los suelos de Ercros que, según la normativa medioambiental sobre suelos contaminados aplicable al caso, la industria debe descontaminar los suelos antes de llevar a cabo el cierre, como recogen sus planes. Por ello, el Ayuntamiento ha solicitado al Gobierno de Aragón informes sobre la posible contaminación de estos suelos, así como las actuaciones desarrolladas en 1993- 1994 dentro del Plan Especial de Residuos Industriales de Monzón, que posibilitó el sellado del vertedero de Aiscondel en la Armentera.

Esos informes, según Heras, determinarán el grado de contaminación de ese suelo y, en consecuencia, las medidas necesarias para proceder a su descontaminación así como su valoración. Según el alcalde, Zabalza dijo desconocer con exactitud el grado de contaminación de esos suelos, y lo que está encima de la mesa ahora es el asunto laboral.

No obstante, Fernando Heras ha reiterado que al Ayuntamiento de Monzón no le preocupa tanto la situación de los suelos como la continuidad de la planta. En el caso de seguir adelante con el plan de cierre como se ha planteado, el Ayuntamiento utilizará todas las armas a su alcance en materia de suelos para tratar de defender los intereses de los ciudadanos, porque “el cierre de la planta afecta a todos” según Heras.

Heras le trasladó al presidente de la compañía que la ciudad es consciente de que el pagano del plan de reestructuración es Monzón, por que sufrirá las peores consecuencias según sus planes, lo que obliga a Ercros a ser especialmente sensible, estableciendo un plan de compensaciones, siendo su primer punto la continuidad de la planta aún aceptando una reestructuración.

Comentarios