Para el equipo de gobierno funcionó el protocolo policial; la oposición pide más seguridad nocturna

El grupo municipal del PSOE asegura que en ningún momento se ha producido dejación de funciones. El portavoz de los socialistas en el consistorio oscense, Luis Felipe, ha felicitado a los distintos cuerpos de seguridad por el trabajo realizado hasta el momento en el tema del ocio nocturno y ha sido claro al asegurar que la noche del 27 de julio, tanto Policía Local como Policía Nacional cumplieron con sus obligaciones, y funcionó el protocolo de vigilancia nocturna en la ciudad y en los polígonos industriales.

Audio sin título

En cuanto a datos: la noche del trágico suceso había 10 agentes de la Policía Nacional distribuidas en cuatro dotaciones, dos de ellas de paisano, que establecieron un punto de control de alcoholemia en la Plaza Santo Domingo, y llevaron a cabo controles de identificación de personas -con tres actas denuncia por drogas- en las inmediaciones de la calle San Lorenzo y en Ronda La Industria, donde precisamente se identificó a Víctor Manuel Gómez a la 1:58 horas de la madrugada, al volante del vehículo con el que después causó el accidente.

Junto a ello, Luis Felipe ha confirmado que la Policía Local, a las 5:50 horas de la madrugada realizó un acta de denucia a la discoteca Manhattan por incumplimiento de horario.

El responsable de Seguridad Ciudadana del concejo oscense ha aportado cifras sobre la discoteca: hasta el momento se le han realizado 12 denuncias por incumplimiento de horario, y otras tres más entre las que se denuncia el permitir la entrada de menores y ejercer una actividad distinta a la de su licencia. Recuerda Felipe que son denuncias que siguen su procedimiento administrativo y que se ha de cumplir, y que a la discoteca Manhattan se le han tramitado las sanciones en la misma manera que al resto de establecimientos de ocio de la ciudad.

Por último, el edil de Seguridad insistía en que el Ayuntamiento no se ha relajado en su labor de control del ocio nocturno y que lo hecho en los dos últimos años está dando sus frutos, y como prueba de ello, asegura que cada vez hay menos denuncias por ruido y por incumplimiento de horarios o de licencia de actividad.

El Partido Aragonés, por su parte, asegura que hay que iniciar un debate sobre el ocio nocturno intentando satisfacer a todas las partes. Insiste en una idea: no se puede personalizar a la hora de buscar responsabilidades por el suceso del sábado y por ello, dice Ferando Lafuente, portavoz del PAR, no está de acuerdo en que se culpabilice al concejal de Seguridad Ciudadana.

LA OPOSICIÓN PIDE MÁS SEGURIDAD

Todos los partidos políticos de la oposición coinciden en considerar que las medidas de seguridad adoptadas hasta ahora en el entorno de las discotecas de los polígonos industriales se han revelado insuficientes. El PP pide el cierre inmediato de la discoteca, CHA exige un plan de seguridad para el entorno e Izquierda Unida lamenta que se "ha empezado la casa por el tejado". Además, la oposición se pregunta si hubo algún compromiso consistorial para "dar facilidades" a la discoteca.

El Partido Popular ha pedido que caiga la mayor responsabilidad penal posible sobre el causante del accidente. Dice que no pedirán responsabilidades políticas hasta que no se le facilite toda la información que han solicitado al equipo de gobierno sobre las actuaciones realizadas. Además, los populares han exigido además que se haga efectivo el cierre de una discoteca porque acumula ya once expedientes por distintos incumplimientos y se preguntan que compromisos se han adquirido con ese establecimiento.

En Chunta Aragonesista, reconocen que en la última legislatura se "han hecho avances en materia de seguridad ciudadana". Sin embargo, los aragonesistas consideran que es necesario un "plan de seguridad y movilidad" para los polígonos industriales.

Desde Izquierda Unida, la concejal Trinidad Rincón considera que para sacar el ocio nocturno del centro "se ha empezado la casa por el tejado". Por eso, apuesta por abrir un debate con todos los sectores implicados para encontrar cuál es la mejor solución para la ciudad. Además, Rincón sugiere que si el dueño de la discoteca Manhatan invirtió tanto dinero, alguien le habría dado alguna garantía.