Comienza una ilusionante temporada para el Forcusa Huesca

El equipo de Sergio Bebeshko comienza los entrenamientos este jueves. La plantilla ha sufrido una trasformación importante con la llegada de 12 jugadores nuevos, la mayoría comunitarios. Todo el mundo coloca al Forcusa como uno de los claros favoritos para luchar por el ascenso con el grupo que ha conseguido reunir. Ahora llega el turno de conjuntarlo y de prepararlo para el inicio de temporada, donde por cierto los primeros rivales serán duros y complicados.

A los renovados Khahukha, Garicano y Harsany, hay que unir a los 12 fichajes que son: Álvaro de Hita (Pozoblanco) y Danyel Paruta (Villeurbanne) como porteros, y los jugadores Sergio Cid (Grupo Sigarci de Gijón), Gabor Decsi (Darien Logroño), Ibai Cano (Cai BM Aragón), Pato Martínez (Monguer de Huelva), Nelson Espino (Cangas de Morrazo), Linas Kalasauskas (Costa Blanca Alicante), Modestas Bakaitis (Saint Cyr Touraine Handball), Dobojak (Hc Tongeren de Bélgica), Akos Kis (Bidasoa) y Guillaume Roche (Créteil Handall).

En total son cinco jugadores nacionales y nueve comunitarios (incluyendo al Pato que es chileno y está nacionalizado), además de Khahukha que ocupará plaza de extranjero. El Forcusa Huesca tendrá por lo tanto jugadores nacidos en Francia, Hungría, Chile, Bosnia, Lituania y de Ucrania, además del entrenador Sergio Bebeshko que también nació en este país.

Recordamos que este año el club tendrá un presupuesto histórico que llegará a los 795.000 €. El objetivo es claro y es luchar por los primeros puestos de la clasificación sin renunciar al ascenso a la liga ASOBAL, meta en los dos próximos años que se espera cumplir.

La plantilla realizará 58 entrenamientos físicos en gimnasio o en la pista del Palacio de los Deportes y Pabellón Juan XXIII, jugará 10 partidos y desde el 2 de agosto al 16 de septiembre que empieza la liga los jugadores tendrán tan sólo nueve días libres. Del 11 al 18 de agosto la plantilla realizará un stage de pretemporada en Francia donde jugará algunos partidos amistosos.