Cartas al director: Plaza López Allué

Mª AngelesEl motivo de la presente es transmitirles mi queja. Vivo en el Casco Viejo desde hace dos meses. Trabajo fuera de Huesca y debo utilizar el coche todos los días. El acceso hasta mi vivienda hasta que finalizaron las obras de la Pl. López Allué fue imposible porque, la única solución, era atravesar alguna calle en dirección prohibida, y me vi obligada a dejar el coche lejos de mi casa sin poder dejarlo en el garaje de mi vivienda. Como comprenderán, tenía muchísimas ganas de que la plaza volviera a quedar abierta al tránsito.

Cuando por fin se terminan las obras, vuelvo a encontrarme con nuevas sorpresas. Ayer por la tarde no pude subir por dicha plaza porque había una grúa trabajando, por la noche porque estaban proyectando una película en la plaza (aunque pusiera que estaba “cerrada por obras”), el otro día también por no recuerdo qué otro motivo,.... Además, para colmo, se avisaba del cierre justo al límite de la plaza, cuando ya estabas allí mismo, obligando a dar más vuelta.

Yo considero que, por vivir en el Casco, tendría que tener el mismo derecho que otros ciudadanos de otras barrios a transitar por las calles hasta llegar al garaje de mi vivienda y, sin embargo, no lo tengo. No entiendo, además, el motivo de cerrar el tráfico cuando se está proyectando una película y, me temo, que la plaza se cerrará a menudo por la más mínima excusa. Señores, sabiendo que el Casco ya es de por si un conglomerado de calles inaccesibles, imaginen si a algunos vecinos nos cortan el único acceso que tenemos, ¿qué hacemos?. Me pregunto qué pasaría si se cerrara con tanta facilidad, por ejemplo, la avenida Danzantes. Quizás seamos menos vecinos, pero tenemos los mismos derechos.

También deberían tener en cuenta que la plaza Mayor ya tiene suficiente espacio para los peatones como para que, además, se cierre el estrecho y acotado paso que se deja a los vehículos. Además, deberían revisar la señalización de las calles puesto que da la impresión de que las señales de “dirección prohibida” están colocadas al azar, sin el más mínimo criterio, dando la impresión que se circula por un laberinto que difícilmente te permite llegar al destino a no ser que nos saltemos alguna norma.

Considero que el problema es lo bastante serio como para que lo tuvieran en consideración. Y, por favor, no cierren al tráfico la plaza Mayor a no ser que sea por un motivo de peso, tengan en cuenta  que están ocasionando importantes molestias a muchos vecinos.

Comentarios