Las grietas también surcan la pista de la ladera izquierda de Yesa

Yesa Grietas

La Asociación Río Aragón ha denunciado que “las grietas también surcan la pista y la escombrera en la ladera izquierda de Yesa, afectada por un deslizamiento de 3,2 millones de metros cúbicos activo desde julio de 2006. En el resto de la ladera las grietas y agujeros siguen imparablemente aumentando de tamaño. Hay que recordar que en esa zona no se trabaja desde hace casi un mes, pese a que sólo se ha retirado una pequeña parte de la escombrera”.

“A esta grave situación – dice Río Aragón- hay que añadirle los “problemas de permeabilidad” que sufre el estribo derecho de la presa, reconocidos por el MMA y la CHE. Esto demuestra que los informes geológicos usados en la tramitación del proyecto de recrecimiento no tienen validez técnica y están poniendo en peligro la seguridad de la actual presa y de las poblaciones del entorno del embalse. Recordamos que expertos como los doctores Casas y Montserrat, y el propio ingeniero de la actual presa, Rene Petit, avisaron hace años de estas amenazas”. “Sin embargo, políticos aragoneses y otros “irresponsables sociales”, lejos de apostar por la precaución y la sensatez, alzan voces a favor de continuar los trabajos. No les preocupa la seguridad de los trabajadores, ni la estabilidad de la actual presa, ni el despilfarro económico de continuar con el recrecimiento, sólo su interés político”, afirma esta asociación.

“Seguimos insistiendo- dice Río Aragón- en la paralización inmediata de las obras y, como mínimo, en la necesidad de una nueva evaluación ambiental, que sin duda concluirá con el descarte del proyecto”.

 

Por otro lado, el pasado domingo la asamblea de socios de “Río Aragón”, eligió a Luis Solana como su nuevo presidente en sustitución de Javier Jiménez, ahora alcalde de Artieda. La junta directiva será de continuidad y la asamblea respaldó lo realizado por la directiva saliente y aprobó continuar con la línea de trabajo actual, centrando los objetivos en: “Denuncia de los problemas geológicos y técnicos de las laderas de Yesa. Estudiar movilizaciones sociales en un futuro próximo. Explicar a la sociedad la desvinculación del recrecimiento del abastecimiento a Zaragoza y las alternativas existentes”.